tesla-le-conseil-informe-la-semaine-derniere-du-projet-de-musk
Tesla.
1.544,65$
  • 150,37$
  • 10,78%

"No es de fiar". En estas palabras se condensan los informes de los grandes analistas de Wall Street tras los resultados trimestrales de Tesla. A los de Elon Musk ya no les cree nadie. Si acaso es que alguna vez llegaron a confiar en su historia. Y es que el poso que deja es el de una empresa que ha decepcionado... para sorpresa de pocos. O de ninguno.

408 millones de dólares. Son los números rojos que centran las miradas en las cuentas de Tesla. Unas pérdidas que triplican lo previsto por el consenso del mercado pese a elevar las ventas de su Model 3. ¿Cómo ven a la compañía ahora las grandes casas de análisis en Wall Street?

Hay dos bandos. Los que recomiendan 'vender' y los que aún ven un atisbo de esperanza y se aferran al 'mantener'. En el primer grupo se encuentran Goldman Sachs, Barclays, Bank of America, RBC, Citi y JP Morgan. En el segundo, se encuentran Nomura, Bernstein y Morgan Stanley. Ninguno apuesta abiertamente por Tesla.

Goldman sostiene que "los resultados lastrarán a la acción haciendo que los inversores se cuestionen la capacidad de la compañía para mantener la rentabilidad al mismo tiempo que soportan la demanda al alza de sus coches, lo que aún está por verse".

Desde Barclays subrayan que "los resultados y las previsiones de Tesla son tibios y no nos hacen cambiar de opinión: nos seguimos cuestionando su habilidad para seguir creciendo". En Bank of America se centran en "la mayor presión sobre su liquidez y la promesa de un escenario con más competencia".

A RBC le parece que "no pinta demasiado bien para el crecimiento de la acción y las previsiones de la compañía siguen siendo demasiado presuntuosas". Mientras, Citi centra el foco en la dimisión de JB Straubel, CTO y uno de los cofundadores de la compañía, tras estos resultados: "después de una buena segunda mitad de 2018, los osos rondan más que nunca a Tesla".

Finalmente, para JP Morgan todo se resume en la combinación de dos factores: unos resultados por debajo de lo esperado especialmente en ingresos, Ebit y márgenes brutos y, por otro lado, el hecho de que todas estas malas cifras tengan lugar pese al récord de entregas de coches. Todo esto, cuestiona el modelo de negocio reciente de Tesla basado en vender mucho a precios rebajados.

Y TODO, EN PLENA ZONA DE RESISTENCIA

El descalabro de Tesla ha tenido lugar justo cuando la fabricante se pasea por la cuerda floja desde el punto de vista técnico. El analista de 'Bolsamanía', J.M. Rodríguez, recuerda que pese a su desplome de más del 10% tras publicar resultados, Tesla "ha rebotado un 50% desde sus mínimos anuales".

Un punto de inflexión se abre ante Tesla. "O mucho cambian las cosas o en velas semanales vamos a tener un claro rechazo a la baja desde niveles de resistencia, antes soporte, claves", sostiene. A corto plazo, nos tenemos que fijar en "la importante zona de soporte en el entorno de los 225-230 dólares, por donde antes pasaba la antigua directriz bajista, antes resistencia y ahora soporte".

Noticias relacionadas

contador