ep imagen de un modelo de tesla
Imagen de un modelo de Tesla.COCHES.NET - Archivo
406,02$
  • -18,66$
  • -4,39%

Tesla es el fabricante de coches eléctricos más popular del mundo. Pero hay una gran compañía a la que ve relativamente cerca por el retrovisor: Volkswagen. La alemana es de las pocas que se acerca al monopolio de Elon Musk y la guerra se está desatando sobre un nuevo terreno: las baterías.

Volkswagen ha tenido su Battery Day el 15 de septiembre y Tesla el 22 de septiembre. Goldman Sachs analiza en su último informe las estrategias de cada una para adelantar a la otra por la derecha.

Primero hablemos de Volkswagen. La fabricante alemana exudó confianza en su Battery Day afirmando que los pedidos iniciales de su ID.3 han sido sólidos y espera recibir pedidos de su ID.4 a partir de este mes de septiembre. Para el 2030, desde la compañía prevén aumentar en un 30% la cuota de mercado de su modelo BEV.

Profundizando sobre su batería, la germana espera un afilado repunte en la demanda de la misma. Sobre el precio, Volkswagen se hace eco de un estudio (que incluye las ayudas del Gobierno en cada caso) y su conclusión: el coste medio por kilómetro de un coche eléctrico es menor que el de un Golf alimentado por gasolina.

¿Y qué hay de Tesla? Los de Elon Musk se mostraron especialmente ambiciosos en lo referente a sus baterías, que pretenden abaratar en un 56% para 2025. "Esperamos que la compañía lidere el mercado del coche eléctrico y tenga un éxito parcial en materia de reducción de costes y aumento de capacidad", reconoce Goldman. Sin embargo, el objetivo de los 20 millones de vehículos para 2030 "van más allá de nuestras expectativas".

Como principales catalizadores para el título, al que mantienen una recomendación de 'neutral' y un precio objetivo que le augura caídas del 5,7% desde sus niveles actuales, Goldman señala dos: "Su plan de lanzar el coche eléctrico de 25.000 dólares en apenas tres años y su entrada en otros sectores como el de los 'semi trucks' (camión articulado)".

57.000 MILLONES, EL 'FACTURÓN' DE EUROPA EN PLENA PANDEMIA

Goldman Sachs también repasa el sector del coche eléctrico desde un punto de vista más cenital. Para el mercado europeo prevé que, según las ayudas ofrecidas actualmente (4.700 euros por automóvil de media), las subvenciones deberán duplicarse desde los 3.500 millones de euros actuales hasta los 57.000 millones para 2025.

A falta de ver si los gobiernos del Viejo Continente mantienen sus ayudas al coche eléctrico en plena crisis del coronavirus, para 2030 las ayudas se multiplicarían hasta los 173.000 millones de euros. Si se va más allá con las restricciones a las emisiones del CO2, como se viene publicando en algunos medios, las subvenciones ascenderán hasta los 219.000 millones de aquí a 10 años.

Noticias relacionadas

contador