Atención si te toca pasar la ITV: será más dura y más cara dentro de un año

A partir de mayo de 2020, entrará en vigor el nuevo reglamento aprobado por la UE

Bolsamanía
Bolsamania | 09 may, 2019 06:00 - Actualizado: 12:10
itv

Mayo de 2021 es la fecha en la que los conductores tendrán que hacer frente a una nueva inspección de sus vehículos. A partir del día 20 de ese mes, no solo el precio de la ITV aumentará, sino que también el proceso será más duro. Y todo, debido a la entrada en vigor del nuevo reglamento de la Unión Europea.

Esta normativa incluye incrementar la precisión, calidad y control de las revisiones obligatorias. Esto supone la obligación de que los fabricantes de vehículos faciliten todos los datos necesarios, de manera oportuna, accesible y sin restricciones, para poder realizar la inspección, es decir, la instrumentación necesaria para la lectura de los sistemas de diagnóstico a bordo y toda la información técnica.

Algo que hasta ahora los centros de inspección no podían realizar puesto que carecían de la información técnica proporcionada por el fabricante, que sirve como base para realizar las comprobaciones oportunas. Además, estos sistemas ayudan a detectar cualquier irregularidad en los vehículos, ya que no solo diagnostican posibles averías, también detectan si se ha efectuado alguna manipulación.

La diferencia de precios entre CCAA para la ITV puede llegar hasta los 20 euros

Y este endurecimiento de la inspección implicará que la ITV se encarezca, debido a que el nuevo examen requiere, a su vez, más tiempo y nueva maquinaria en los centros. Es lo que vaticina el sector, aunque, de momento, esta subida de las tarifas no está recogida en la nueva normativa. La adaptación para cumplir con el reglamento requiere una inversión por parte de los centros para adaptarse a las nuevas condiciones marcadas por Europa. Además, en poco tiempo, puesto que disponen de un año.

Sin embargo, la cuantía dependerá de las comunidades autónomas, ya que se trata de un servicio que tiene transferidas las competencias. Son estas las que fijan una horquilla de precios mínimos y máximos. Actualmente, la diferencia entre una y otra puede llegar hasta los 20 euros. A esto hay que sumarle que no pagan los mismo todos los tipos de coches. Las diferencias entre una de gasolina de otro de diésel puede ser de 16 euros.

El tipo de vehículo y su antigüedad son dos asuntos clave a la hora de pasar la ITV y superar o no la revisión. Por ello, para ahorrar posibles sustos, podemos optar por cambiar de coche. Si además queremos desembolsar el menor importe posible, hay una web que ayuda a encontrar los mejores precios de forma totalmente gratuita. Se trata de Carfy.es, una plataforma española cuya función es buscar en apenas 24 horas las cinco mejores ofertas del panorama nacional. Consigue ahorrar a sus usuarios una media 4.500 euros.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión