elon musk portada2
Elon Musk, consejero delegado de Tesla.
561,47$
  • -23,29$
  • -3,98%

Tesla ha rubricado su quinto trimestre consecutivo lejos de los números rojos. Pero tiene trampa. Los de Elon Musk no están ganando más dinero gracias a vender más coches eléctricos. De hecho, su excéntrico consejero delegado sigue empeñado en bajar sus precios. La artimaña que permite a la compañía presumir de rentabilidad tiene nombre: créditos verdes.

Estados como California exigen a sus fabricantes automovilísticas un mínimo de créditos verdes o medioambientales. Tesla, por su naturaleza 100% eléctrica, tiene de sobra. Por eso los vende a otras compañías, que así se hacen pasar por verdes a ojos de la ley, y los de Musk se llevan un pellizco que acaba siendo la diferencia entre ser o no rentable.

Tesla ha vendido 1.180 millones de dólares en créditos verdes durante los nueve primeros meses del año, más del doble que en todo 2019. Solo en el último trimestre del 2020, la fabricante ha ingresado 397 millones de dólares gracias a la venta de estas insignias exigidas por la ley federal para vender al mundo la idea de que se está combatiendo el cambio climático.

Musk y los suyos seguirán bailando mientras la música siga sonando. "Hemos vendido esos créditos y lo seguiremos haciendo en el futuro, para que otras automovilísticas puedan llegar a cumplir los estándares regulatorios", aseguraba Tesla en un reciente comunicado. ¿Hasta cuándo podrá seguir haciendo negocio con ellos?

MUSK SE ENROCA EN BAJAR LOS PRECIOS

Algunos analistas creen que el chiringuito de Tesla puede tener las horas contadas. Solo es cuestión de tiempo que las fabricantes más tradicionales eleven su apuesta por el coche eléctrico lo que, sumado a la irrupción de algunas startups, puede acabar minando la demanda por estos créditos verdes con los que Musk hace el agosto en cada trimestre.

La opinión de estos expertos es que, si Tesla quiere seguir siendo rentable y justificar su actual valoración en Wall Street, debe dejar de escudarse en estos créditos verdes... y seguir bajando el precio de sus coches no ayuda a alimentar una alternativa sólida de beneficios. "Si un coche es muy caro, la gente no tendrá el dinero para comprarlo sin importar sus prestaciones", sigue defendiendo Musk. ¿Acabará dando marcha atrás?

Noticias relacionadas

contador