wall street
Wall StreetAlex Proimos ( https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/deed.en ) No changes made
34.265,370
  • -
  • -

Wall Street cierra con fuertes ganancias (Dow Jones:+1,87%; S&P 500:+1,17%; Nasdaq: +0,93%) en el inicio de una semana marcada por los mismos factores que han condicionado las bolsas mundiales en los últimos tiempos: el temor a una inflación elevada, el endurecimiento de la política monetaria de la Fed y la incertidumbre sobre Ómicron, la nueva variante del Covid-19 que se está expandiendo por todo el mundo.

Uno de los principales factores positivos que ha mejorado el sentimiento del mercado han sido las declaraciones de Anthony Fauci, asesor médico jefe del presidente Joe Biden. El máximo responsable contra la pandemia en EEUU ha comentado que los primeros datos sobre Ómicron, la nueva variante del Covid-19, son "alentadores".

Aunque ha reconocido que se necesitan más análisis antes de llegar a conclusiones firmes, sus declaraciones han sido muy bien recibidas por el mercado y han beneficiado sobre todo a las acciones más asociadas al turismo y los viajes. Por ejemplo, en el S&P 500 los valores más alcistas han sido las aerolíneas y las compañías de cruceros.

En este sentido, los analistas de Oxford Economics manejan tres posibles escenarios económicos, en el que el impacto de esta nueva cepa puede ser escaso, medio o severo, en función de cómo termine afectando el virus al sistema sanitario y las restricciones que esto pueda ocasionar en las economías desarrolladas.

La ciudad de Nueva York ha anunciado la vacunación obligatoria de todos sus trabajadores a partir del 27 de diciembre para intentar contener la expansión de la nueva variante.

DATOS DE INFLACIÓN Y 'TAPERING' DE LA FED

En la agenda económica, los inversores tienen como citas más destacadas el IPC estadounidense de noviembre y el dato preliminar de diciembre de la confianza del consumidor, elaborada por la Universidad de Michigan. Aunque ambas referencias no se conocerán hasta el próximo viernes.

El consenso es que los precios sigan subiendo y que la tasa general de inflación alcance el 6,8%, mientras la tasa subyacente subirá hasta el 4,9%. Estas previsiones, junto a las palabras pronunciadas por Jerome Powell la semana pasada, han hecho que el mercado anticipe que la Reserva Federal (Fed) acelerará la retirada de sus estímulos monetarios.

Así, se espera que el banco central aumente el ritmo de recorte de sus compras mensuales de activos hasta 30.000 millones de dólares mensuales, desde los 15.000 millones actuales. Esto permitiría a la Fed, que se reúne la próxima semana, terminar su programa de estímulo cuantitativo a finales de marzo, por lo que los futuros sobre los tipos de interés otorgan un 50% de probabilidades a que haya una subida de los intereses en mayo.

Recordamos que el Informe de Empleo de noviembre en EEUU ha mostrado una creación de empleo muy por debajo de lo esperado, aunque los analistas de Danske Bank han afirmado que "la Fed seguirá adelante con su plan para acelerar la reducción de sus compras de activos".

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

A nivel empresarial, Apple ha subido con fuerza (+2,15%) tras recibir una recomendación positiva de la firma KeyBanc, debido a las buenas previsiones sobre su división de servicios. Además, Amgen se beneficia de un consejo de compra de Goldman Sachs.

En negativo, las acciones de Moderna se han hundido (-13,49%) por las declaraciones de su consejero delegado sobre la menor efectividad de su vacuna contra la variante Ómicron.

Por su parte, Tesla ha caído (-0,59%) tras ser investigada por el regulador americano, debido a posibles riesgos de incendio no comunicados asociados al panel solar insertado en sus automóviles.

Otro factor negativo que ha lastrado el comportamiento del Nasdaq ha sido la corrección registrada por los fabricantes de chips como Nvidia, AMD, ASML, Microchip Technologies o NXP Semiconductor.

En otros mercados, el petróleo West Texas rebota un 5,36%, hasta 69,81 dólares. Además, el euro se deprecia un 0,28% y se cambia a 1,1281 dólares. Y la onza de oro cae un 0,2%, hasta 1.780 dólares, mientras la rentabilidad del bono americano a 10 años avanza hasta el 1,441%.

Por último, el bitcoin sube un 0,21%, hasta 49.021 dólares, después del gran desplome registrado durante el fin de semana hasta niveles de 43.000 dólares.

Noticias relacionadas

contador