new york stock exchange, nyse, markets, wall street, us. photo: grant wickes
Grant Wickes (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/ ) No changes made
13.534,122
  • 63,265
  • 0,47%

Wall Street ha cerrado la sesión de este jueves sin una tendencia definida (Dow Jones: -0,26%; S&P 500: -0,08%; Nasdaq: +0,41%), tras las fuertes ganancias del miércoles, que fueron lideradas por el sector tecnológico. La renta variable americana sigue recuperando posiciones tras el rally alcista de julio, después de que los inversores hayan descontado el endurecimiento monetario de la Reserva Federal (Fed) y el temor a una recesión.

El buen dato de actividad en el sector servicios publicado en EEUU reforzó la esperanza de que el banco central pueda seguir subiendo los tipos de interés sin provocar una crisis económica. En este sentido, los expertos de Bankinter afirman que "la sesión de hoy se plantea como de transición a la espera de los datos del mercado laboral americano, principal referencia de la semana que se publica mañana".

En su opinión, "un buen dato de empleo fortalecerá la idea de que la Fed pueda seguir acelerando las subidas de tipos sin miedo al impacto sobre la economía".

Este jueves, se ha publicado la balanza comercial de EEUU de junio, que ha descendido hasta los 79.600 millones de dólares desde los 84.900 millones del mes anterior, y por debajo de lo estimado por el consenso (80.100 millones de dólares).

En cuanto a las peticiones semanales de desempleo, han experimentado un ascenso hasta las 260.000 en la semana del 29 de julio, desde las 254.000 registradas en la semana anterior, según los datos publicados por el Departamento de Trabajo estadounidense. El dato es el más alto registrado desde enero. Esta cifra se ha situado ligeramente por encima de las previsiones del consenso, que anticipaban 259.000.

Por su parte, James Bullard, presidente de la Fed de St. Louis, prevé que los tipos suban hasta el 3,75%/4,0% a final de año, ya que la Fed deberá actuar con rapidez para frenar la inflación. En su opinión, a pesar de dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo, no es apropiado hablar de recesión, dada la fortaleza del mercado laboral.

En la escena geopolítica, el mercado está pasando por alto los ejercicios militares de China cerca de Taiwán, en respuesta a la visita de Nancy Pelosi que tanto ha disgustado al Gobierno de Pekín.

EL RALLY ALCISTA NO TENDRÁ CONTINUIDAD

Steven Bell, economista jefe de Columbia Threadneedle, considera que el actual rally alcista de Wall Street no es sostenible. "Los mercados respondieron a los malos datos económicos revisando a la baja sus expectativas de subidas de tipos de interés por parte de la Fed. Creo hay un fallo en ese argumento", señala.

"La inflación es demasiado alta y demasiado persistente, lo que significa que la Fed deberá aumentar las tasas significativamente más. Se avecina una recesión en EEUU y eso hace probable un aumento del desempleo y una caída de las ganancias corporativas", añade este experto.

"Muchos inversores esperan una recesión, por lo que potencialmente las acciones no tienen que caer demasiado, pero el repunte de julio parece ser de corta duración", concluye este experto.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En la escena empresarial, la cadena de supermercados Walmart ha comenzado a despedir a empleados una semana después de recortar sus perspectivas de beneficios y advertir que los consumidores habían reducido el gasto discrecional debido a la inflación.

Por otro lado, la plataforma de negociación de criptomonedas Coinbase se ha disparado un 10% en bolsa tras anunciar una asociación con BlackRock, la mayor gestora de activos del mundo, gracias a la cual permitirá a los clientes institucionales de Aladdin, la plataforma de administración de inversiones de extremo a extremo de BlackRock, servicios de acceso 'cripto' y compra de bitcoins.

En otros mercados, el petróleo West Texas ha bajado un 2,47% ($88,43) y el crudo Brent ha cedido un 2,94% ($93,93) después del ligero aumento de producción aprobado el miércoles por la OPEP.

Además, el euro se ha apreciado un 0,8% ($1,0245), mientras la onza de oro ha subido un 1,88% ($1.809). Por su parte, el rendimiento del bono estadounidense a 10 años se ha relajado al 2,66%; y el bitcoin ha caído un 4,13% ($22.508).

Noticias relacionadas

contador