warrent buffet b
Warren Buffet.
126,27$
  • -1,18$
  • -0,93%

Más de 50 años. Es el tiempo que lleva Warren Buffett y su Berkshire Hathaway batiendo al mercado. El multimillonario y legendario inversor de 90 años, que actualmente tiene 279.000 millones en acciones, dólar arriba, dólar abajo, asegura que el mercado "es un mecanismo para transferir dinero desde el impaciente al impaciente".

Ahora bien, ¿cuáles son los tres sectores favoritos del Oráculo de Omaha sobre los que poder sentarse y esperar tranquilamente a que la cuenta bancaria se llene de ceros?

-Tecnológico: Apple es la joya de la corona en el portfolio de Buffett y Berkshire Hathaway. Los de Cupertino representan un 44,25% del total con una posición valorada en unos 117.000 millones.

"No pienso en Apple como una acción, la veo como nuestro tercer negocio", reconoce el de Omaha en una de sus citas más célebres, que ya es decir. Desde que entró en su capital, allá por 2016, sus títulos se han revalorizado un 380%, y eso por no hablar de su política de dividendos.

Buffett también está en la nube a través de la plataforma Snowflake Inc., que pesa un 0,66% en su portfolio y ocupa el puesto número 21 dentro de su cartera.

-Financiero: otro de los favoritos de Buffett. Pese a que vendió todas sus acciones en Goldman Sachs y JP Morgan, entre otros grandes bancos, en el máximo apogeo de la pandemia, este sector seguía teniendo un peso del 27% sobre su cartera de activos a finales del 2020, cifra sensiblemente inferior al 43% que ostentaba solo un año antes. Cuatro de sus 10 mayores posiciones siguen perteneciendo a esta industria: Bank of America, American Express, Moody's y U.S. Bancorp.

-Productos básicos de consumo: esta es la tercera y última pata sobre la que se asienta el multimillonario patrimonio de Buffet. Todo el mundo sabe lo que le gusta al de Omaha un buen dividendo y, sin ir más lejos, Coca-Cola, una de sus posiciones, lleva elevando su retribución al accionista 58 años consecutivos.

Por último, cómo olvidar su 'pillada' en Kraft Heinz, que se desplomó hasta mínimos históricos haciéndole perder miles de millones en el acto. A finales del 2020, Berkshire había rebajado su inversión de 13.800 millones hasta los 11.200 millones. Por si acaso.

Noticias relacionadas

contador