controle-temperature-coronavirus-covid-19-aeroport-hong-kong-chine

Oleada de profit warnings en Estados Unidos y Europa. Eso es lo que anticipa el mercado por el impacto que el brote de coronavirus chino (covid-19) tendrá en los resultados de muchas compañías americanas y europeas expuestas directa o indirectamente a la economía del gigante asiático.

  • 2,15€
  • -1,01%
  • 21,98€
  • 0,46%

Hoteleras, fabricantes de automóviles, aerolíneas, compañías de consumo minorista, empresas energéticas, grupos industriales ... los sectores afectados son muchos y el gran problema actualmente es la incertidumbre que todavía rodea a la contención de la epidemia.

Por ejemplo, unos 150 hoteles de la cadena Hilton Worldwide Holdings en China han dejado de aceptar reservas debido al brote. La compañía prevé un impacto de entre 25 a 50 millones de dólares en el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado de todo el año, pero suponiendo que el brote y la recuperación duren de seis a 12 meses.

"Esperamos que el shock negativo a corto plazo del brote de coronavirus sea más fuerte de lo que se pensaba inicialmente, con un repunte de la actividad en el segundo trimestre como resultado de la demanda acumulada, así como el apoyo de la política monetaria y fiscal", afirman desde el banco suizo Julius Baer. Por ello, han revisado a la baja el pronóstico de crecimiento anual de China hasta el 5,4% desde el 5,7%.

El impacto ya está siendo muy importante en las cotizaciones de los grandes grupos energéticos, ya que el precio del petróleo se ha desplomado. Según la Agencia Internacional de Energía, la demanda de crudo alcanzará el ritmo de crecimiento más lento desde 2011, lo que mantendrá el precio del 'oro negro' a la baja.

Otros informes señalan que los inventarios de productos de acero se están acumulando en China debido a la falta de compras a medida que las obras de construcción no se reinician después de las vacaciones de año nuevo. Compañías relacionadas con las materias primas como ArcelorMittal o Acerinox también están notando el impacto.

Po otra parte, las ventas de automóviles cayeron un 20% interanual en enero, hasta 1,61 millones de unidades, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles. Goldman Sachs estima que al menos se perderá una semana y media de producción entre los principales fabricantes de automóviles, lo que en términos de unidades supone una pérdida agregada de 115.000 unidades.

Esto equivale a un 10% de la producción del primer trimestre y a un 2% de la producción anual. El problema para estas estimaciones es que no son definitivas, ya que dependerán de si el brote es contenido en las próximas semanas y la actividad se normaliza.

Goldman calcula que China supone un 47% de los beneficios antes de impuestos de BMW, un 63% de Daimler, un 30% de Volkswagen y un 9% de Renault. Además, el banco estadounidense destaca que los fabricantes de componentes para la automoción con presencia en China (como los grupos españoles CIE Automotive y Gestamp y otros europeos como Continental y Valeo) "también se ven afectados por las pérdidas de producción en curso en la región".

Otro sector muy afectado tanto en Europa como en EEUU está siendo el de consumo. El consejero delegado del grupo francés L'Oreal, Jean-Paul Agon, comentó que el covid-19 "sin duda tendrá un impacto en las próximas semanas" y añadió que es demasiado pronto para cuantificar el impacto en las ventas. En cualquier caso, el sector del lujo europeo, que concentra un 33% de sus ventas en Asia, recibirá un impacto significativo en sus cuentas del primer trimestre.

En Estados Unidos, compañías como Apple, Nike y Starbucks han tenido que cerrar temporalmente todos sus establecimientos. El fabricante del iPhone además produce gran parte de sus dispositivos a través de Foxconn, cuyas fábricas se encuentran cerradas por orden del Gobierno.

No son las únicas compañías afectadas, ya que cadenas de restauración como Yum Brands o McDonald's también cuentan con importantes intereses en el país. "En el corto plazo, esperamos que la situación tenga un impacto material en nuestras operaciones en la Gran China", ha confirmado Nike en un comunicado.

En España, Inditex cuenta con unos 600 establecimientos en China. Según Credit Suisse, esta situación puede afectar al 2,8% de las ventas de la matriz de Zara, ya que China representa un 8% de sus ventas totales. Además, las fábricas chinas son el principal proveedor de la compañía, por lo que la reapertura de las fábricas será crucial para que el impacto no sea mayor.

Muchas incertidumbres en infinidad de compañías y sectores que afectan tanto al consumidor minorista chino como a las importantes cadenas de suministro creadas por las compañías americanas y europeas en el país. Lo que anticipa un flojo primer trimestre para todas las empresas expuestas.

Noticias relacionadas

contador