Bankia se hunde a mínimos históricos: ¿Qué puede hacer el Gobierno con ella?

Cualquier solución pasa por asumir una enorme pérdida para el Tesoro público

Eduardo Segovia
Bolsamania | 17 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 09:33
ep la ministraeconomiaempresafunciones nadia calvino duranteintervencionla presentacionla revistaeconomia ice 20190710133803
La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño.Oscar Cañas - Europa Press - Archivo

La debacle de la banca española en bolsa tiene un protagonista especial: Bankia, que esta semana ha marcado nuevos mínimos históricos por debajo de 1,54 euros tras perforar los de mayo de 2013 (ajustados por split y contrasplits). Eso deja el valor de la participación del Estado por debajo de 3.000 millones y pone de nuevo sobre la mesa qué puede hacer el Gobierno con ella. Salvo mantenerla como banco público, cualquier solución -venta o fusión- implica reconocer una pérdida para los contribuyentes mucho mayor de la esperada.

BANKIA
1,764
  • 3,73%0,06
  • Max: 1,77
  • Min: 1,68
  • Volume: -
  • MM 200 : 2,28
17:38 13/09/19

Este derrumbe de Bankia en bolsa hace tiempo que obligó al Gobierno a descartar ventas en mercado como las que ha realizado hasta ahora (solo ha vendido dos paquetes, un 7,5% en 2014 y otro 7% en 2017). Entonces cobró fuerza la idea de una fusión con otro gran banco español sobre la base de que se creará valor mediante las sinergias y el mayor tamaño, lo que permitirá recuperar una mayor parte del dinero público del rescate (24.069 millones).

Como adelantó Bolsamanía en exclusiva, Bankia estuvo negociando con Sabadell durante el año pasado, pero la operación se descartó precisamente por la caída de la cotización y la imposibilidad de que el FROB (el fondo de rescate del Estado) se deshiciera de una parte antes de la operación para no tener un peso excesivo en la entidad fusionada.

Este medio también publicó en julio que el PNV quiere aprovechar la crisis del BBVA para forzar su fusión con Bankia con José Ignacio Goirigolzarri al frente. Pero esa opción tiene grades dificultades, aunque el FROB no tendría un porcentaje tan alto en el capital por el mayor tamaño del BBVA. Uno de esos obstáculos es que la fusión tendría que hacerse con una ecuación de canje favorable al banco vasco, lo que haría perder todavía más dinero al Estado.

PÉRDIDAS LATENTES DE 18.000 MILLONES

Por tanto, las opciones son escasas. Y, aunque a largo plazo una fusión pueda hacer recuperar valor a Bankia, a corto cualquier salida implica asumir una enorme pérdida para el erario público, mucho mayor que la estimada por el Banco de España en 2018: 14.212 millones. A los niveles actuales, estaríamos hablando de un quebranto de unos 18.000 millones, resultante de restar a los 24.069 millones del rescate los aproximadamente 3.000 de la valoración del 61,78% que posee el FROB y los 3.083 que ha recuperado ya con las dos colocaciones y los dividendos cobrados.

Por supuesto, siempre queda la opción de seguir esperando a tiempos mejores todo lo que haga falta. Es la preferida de los políticos para que no les saquen los colores: Luis de Guindos prometió que el rescate no costaría nada (aunque años después se retractó) y Nadia Calviño asegura que su objetivo sigue siendo recuperar las ayudas. Pero el retraso indefinido no le gusta nada a la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea, que insiste en que España debe privatizar cuanto antes porque la participación pública en Bankia distorsiona el mercado.

BANKIA TENDRÍA QUE SUBIR MÁS DEL 600% PARA RECUPERAR LAS AYUDAS

Además, la experiencia de seguir esa estrategia desde 2014 no puede ser más nefasta. Y las perspectivas no son nada buenas: ha perforado los 1,63 euros, el mínimo de 2013, y si los vuelve a perder (el viernes hizo un pullback justo hasta ese nivel) el valor entrará en caída libre absoluta, lo que significa que puede bajar mucho más.

En el mercado, algunos gestores comparan al Gobierno con los malos inversores: "Cuando uno invierte en un valor que pierde mucho, la mejor solución no es dejarlo muerto en cartera consumiendo recursos y generando un coste de oportunidad. Es asumir la realidad, materializar la pérdida, recuperar lo que se pueda y buscar nuevas inversiones. Es muy doloroso pero aplazarlo no conduce a nada", señala uno de ellos que pide anonimato.

En cualquier caso, recuperar las ayudas será imposible en muchísimos años, puesto que Bankia tendría que subir más del 600% hasta 11 euros aproximadamente para recuperar los 20.986 millones que quedan pendientes del rescate (descontados los 3.083 citados).

Por último, siempre queda la solución que propone Podemos: que el Estado recompre el 100% de Bankia y la convierta en un banco público dedicado al crédito con criterios sociales. Alberto Garzón ha llegado a proponer a Pablo Iglesias como presidente de la entidad en lugar de Goirigolzarri.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión