cb powell trump sh112

Donald Trump vuelve a presionar a la Fed y ya van tres veces esta semana. Pero no es casualidad. Los mercados se mantiene pendientes de las actas de la última reunión de política monetaria (de julio) de la entidad y de la comparecencia de este viernes de Jerome Powell en la cumbre de Jackson Hole. Aprovechando la expectación ha vuelto a dedicarle un mensaje en Twiiter. Esta vez, en referencia a los bonos a 30 años al 0% que ha vendido este miércoles Alemania y los intereses.

"Alemania está pagando cero intereses y en realidad le están pagando por pedir dinero prestado, mientras que Estados Unidos, mucho más fuerte e importante, está pagando intereses y acaba de parar (¡espero!) Ajuste cuantitativo" ha publicado en la red social. Mientras que ha añadido que el dólar está más fuerte que en toda su historia y muy duro con las exportaciones. "¡Sin inflación!" y ha preguntado "¿Dónde está la Reserva Federal".

Alemania ha vendido este miércoles, por primera vez, bonos a 30 años con un rendimiento negativo, lo que supone un hito para el mercado de renta fija. Aunque no ha salido tan bien como esperaban. El emisor de referencia de la zona euro vendió solo 824 millones de euros de los nuevos bonos a largo plazo contra un objetivo de 2.000 millones, con un rendimiento del -0,11% y con el Bundesbank reteniendo casi dos tercios de la deuda en oferta. A principios de esta semana, el cupón del bono se situó en el 0%.

Pese a esto, Donald Trump ha aprovechado para compararse con el país europeo y volver a hacer presión a la Reserva Federal para que baje los tipos de interés, tal y como lleva haciendo toda la semana.

EL TERCER AVISO EN TRES DÍAS

El presidente de Estados Unidos señalaba este martes que la economía "está sana" y lo único que frena el crecimiento de Estados Unidos es la Reserva Federal. Mientras que comparó al presidente de la Fed, Jerome Powell, con un "golfista que no sabe patear".

Un día antes, el presidente pidió directamente a la entidad una reducción de 100 puntos básicos e incluso planteó la idea de una mayor flexibilización cuantitativa, o compras de activos para sacar a la economía "de la recesión".

Noticias relacionadas