Robert Mugabe, líder en la independencia de Zimbabue, fallece a los 95 años

Muere en Singapur, donde había recibido tratamiento médico durante los últimos años

Alfonso Peña
Bolsamania | 06 sep, 2019 10:48 - Actualizado: 11:15
robert mugabe zimbabue

Robert Mugabe, el líder de la guerrilla y gran partícipe de que Zimbabue lograse la independencia en 1980 ha fallecido este viernes a los 95 años de edad. El líder africano ha muerto en Singapur, donde había estado recibiendo tratamiento médico durante los últimos años. Su muerte ocurre dos años después de que el ejército pusiera fin a casi cuatro décadas de Gobierno dirigido por él.

El presidente de Zimbabwe, Emmerson Mnangagwa, ha anunciado por redes sociales la muerte del que fuese líder de la guerrila en el país africano, Robert Mugabe.

El expresidente, fue trascendental para que Zimbabwe se independizara de Gran Bretaña en 1980, lo que le convirtió en héroe nacional y reconocido como gran artífice de la reconciliación del país. Sin embargo, no todo han sido logros positivos, ya que, tras conseguir la independencia y al cabo de 37 años de ejercicio del poder Mugabe dejó su país en la ruina, con la inflación más disparada del mundo (14.000.000% anual en 2008).

Ya en noviembre el actual presidente alertó de que Mugabe se encontraba en un difícil estado e incluso que "no podía caminar". El líder de la guerrilla, ya se encontraba en Singapur por aquel entonces, a pesar de que no se especificó que tratamiento estaba recibiendo.

En noviembre de 2017, el exdictador, anunció su decisión dejar de estar al frente del Gobierno después de que el Ejército tomara el control del su Gobierno con el fin de acabar con el mandato de Mugabe que había generado tiranía y discrepancia dentro del pueblo zimbabués. La problemática nacional no fue la única y es que, Mugabe tenía prohibida la entrada en los países de la Unión Europea así como en Estados Unidos, al haberse convertido en un gran aliado de China en los últimos años. Es más diversos países le acusaron de ser un autócrata obsesionado por el poder dispuesto a desencadenar escuadrones de la muerte contra sus enemigos políticos, amañar elecciones o de destrozar la economía en la implacable búsqueda del control.

No obstante, el exdictador, también se ha ganado el cariño de muchos de sus compatriotas y ha recibido las primeras muestras de afecto. "Fue un coloso en el escenario zimbabuense y su legado positivo perdurable será su papel para acabar con el dominio de la minoría blanca y expandir una educación de calidad a todos los zimbabuenses", ha señalado David Coltart, senador de la oposición y abogado de los derechos humanos que conformaba la oposición a Mugabe.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión