El Parlamento británico toma cartas en el escándalo del corralito de Woodford

Pide explicaciones a Hargreaves Lansdown, el broker que le mantuvo en su top 50

Sergio García
Bolsamania | 20 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 10:32
neil woodford
Neil Woodford, el gestor más popular de Reino Unido.

El escándalo del corralito de Woodford ha llegado a las altas instituciones británicas. El mismísimo Parlamento ha pedido explicaciones al consejero delegado de Hargreaves Lansdown, Chris Hill, uno de los brokers estrella de Reino Unido que siguió incluyendo al fondo entre su top 50 pese al pobre rendimiento que venía ofreciendo en los últimos años.

Hill se ha excusado afirmando que esperaban que el fondo en cuestión acabara rebotando y recuperando las pérdidas registradas como ha hecho en el pasado citando un caso de 2003. Pese a esto, ha acabado pidiendo disculpas a sus clientes, gracias a los cuales su broker ha ingresado más de 41 millones de libras esterlinas en comisiones.

Como compensación a sus clientes, Hill ha asegurado que se les devolverá este dinero en forma de bonus de lealtad. Además, Hill ha renunciado a su propia prima de 2,1 millones hasta que el asunto quede resuelto.

Por su parte el gestor, el más popular de todo Reino Unido, afirma que se vio obligado a congelar la retirada de dinero de su fondo estrella, el LF Woodford Equity Income Fund, con 3.800 millones de libras esterlinas (unos 4.200 millones de euros).

Este fondo gozaba de especial popularidad entre los jubilados británicos para ganarse un extra trimestral y usarlo como complemento de sus pensiones. Woodford echó así el cierre temporal a su producto estrella tras sufrir un 17% de pérdidas en 2018 y arrancar este 2019 con otras tantas del 7,28%. En los tres últimos años, el rendimiento medio anual ha sido del -6,73%.

Hargreaves ha anunciado que 291.520 de sus clientes han quedado atrapados en el fondo estrella de Woodford. En total, se estima que la exposición de sus clientes a esta congelación es de unos 1.600 millones de libras esterlinas, es decir, un 1,7% de los activos totales gestionados por el broker.

Los analistas de Cannacord Genuity reconocen que “pese a que solo represente un 1,7% de sus activos, implica igualmente un montón de clientes cabreados”. Por tanto, esta firma de analistas prevé que Hargreaves “deberá volver a pelear duro para defender su reputación tras esta pésima experiencia para algunos de sus usuarios”.

El broker ha revelado además que se reunió en 2017 con Woodford para discutir el aumento de la exposición de su fondo de tal manera que incluso algunos analistas llegaron a calificar como un movimiento que iba en contra de la filosofía de inversión que erigió el éxito del gestor en un primer momento.

APOSTÓ POR UN BREXIT RÁPIDO... Y ERRÓ

La sangría de este fondo ha tenido lugar, entre otros motivos, por la abundancia de valores ‘brexiter’ que tiene en cartera, es decir, títulos de mid-caps muy poco líquidas y todas ellas británicas. Esto se ha sumado a que un 10% del portfolio del fondo ni siquiera cotice porque se concentra en empresas fuera de la bolsa de valores.

Woodford apostó desde un primer momento por un Brexit rápido e indoloro, por lo que se ha visto obligado a hacer frente a la realidad. Y junto a el, miles de inversores que encomendaron sus ahorros a su gestión.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión