Hacienda pierde 5.300 millones al año por la brecha de género en las pensiones

Se reduce la capacidad de consumo de las mujeres y, por tanto, la recaudación fiscal

Irene Hernández
Bolsamania | 12 abr, 2019 06:00 - Actualizado: 09:49
jubilados portada

La brecha de género en las pensiones provoca que Hacienda deje de ingresar más de 5.300 millones de euros al año. Algo que se debe a que esta desigualdad hace que las mujeres tengan menos capacidad de consumo, lo que implica una menor recaudación fiscal. Por varios factores, la pensión pública promedio de una mujer se sitúa hasta 450 euros por debajo que la de un hombre.

Además de los efectos en el bienestar, la brecha de género en pensiones tiene consecuencias económicas, puesto que limita la capacidad de consumo y repercute en la capacidad de crecimiento del PIB.

La menor pensión del sector femenino supone una menor recaudación fiscal por parte de la Agencia Tributaria. En concreto, las cifras son de 2.422 millones de euros en IRPF y 2.884 millones en IVA, lo que significa más del 2% del total recaudado en cada una de estas partes. Así se cifra en un informe de la plataforma ClosinGap impulsado por Mapfre, en el que se estudia el coste de oportunidad de la brecha de género en las pensiones.

El estudio señala los principales efectos de esta desigualdad: restringida capacidad de consumo privado y la consecuente renuncia a ingresos tributarios asociados, lo que lleva a una limitación del potencial de crecimiento que, a nivel macroeconómico y debido a la creciente proporción de personas de edad más avanzada en el conjunto de la población fruto de la creciente longevidad, ejerce un creciente impacto en el conjunto de la economía.

Un hecho que acarrearía "consecuencias negativas" sobre la actividad económica del país en su conjunto. "Esto es así porque el consumo de los hogares españoles se reduciría significativamente, al constituir uno de los tipos de hogares más relevantes de la estructura poblacional española en el futuro". Mapfre y ClosinGap cifran este impacto en 26.900 millones de euros en términos de Valor Añadido Bruto (VAB) para 2018, lo que representa el 2,2% del PIB. Por ello, consideran que es una "tarea urgente" darle la vuelta a este escenario "y transformar las renuncias y costes en oportunidades y beneficios".

FACTORES

"Esta desigualdad no es atribuible, en ningún caso, al sistema público de pensiones"

"La brecha salarial, el techo de cristal y las lagunas de cotización que sufren las mujeres durante su trayectoria laboral son causas determinantes de la brecha de género en pensiones, no siendo atribuible, en ningún caso, al sistema público de pensiones".

Unas lagunas de cotización que están causadas, entre otros condicionantes, por una mayor dilatación del periodo en el que las mujeres se encuentran en situación de desempleo en momentos de crisis económica, el tránsito a la inactividad o parcialidad por demandas de conciliación familiar asociada fundamentalmente a la maternidad, y la situación de informalidad de algunas ocupaciones eminentemente femeninas, como el empleo doméstico, explican.

Además, estas circunstancias evidenciarán un "riesgo de insuficiencia de la pensión pública en la edad avanzada", sobre todo en una sociedad en la que en 2068 casi una de cada tres personas tendrá 65 años o más. En este contexto, se exigirá un mayor esfuerzo de ahorro previsional para complementar la pensión pública, un mayor esfuerzo "sustancialmente superior en el caso de las mujeres, por la menor cuantía de su pensión".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión