Créditos sin intereses: lo que oculta el dinero fácil en épocas de mayor consumo

Forman parte del escaparate bancario, pero en realidad no están exentos de costes

Irene Hernández
Bolsamania | 09 may, 2019 06:00 - Actualizado: 09:36
guardar-dinero-hucha

Dentro del escaparate de las entidades, cobran especial relevancia los préstamos sin intereses, ofrecidos por los bancos principalmente en épocas de mayor consumo. Pero hay que tener cuidado con ellos, ya que no son del todo gratuitos y son una forma de retener al cliente. El Banco de España avisa a las entidades de que hay que cumplir la normativa.

Aunque puede sonar raro, los créditos con un interés al 0% existen y forman parte del catálogo de muchos bancos. Sin embargo, salvo contadas excepciones, no están exentos de costes, puesto que suelen incluir comisiones como la de apertura. Por esto, en muchas ocasiones, un crédito sin intereses puede acabar siendo más caro que uno que sí los tenga.

También, es una de las maneras que tienen los bancos de mantener al cliente ligado más tiempo. Un periodo durante el cual "puede vincularse más con la entidad mediante la contratación de otros productos como seguros o tarjetas", explican desde el comparador HelpMyCash.com.

Los bancos no solo no pierden dinero al ofrecerlos, sino que, además, ganan con la operación. "Le resulta más rentable cobrar comisiones que intereses, una maniobra que además le permite sacar más brillo a sus créditos al poderlos anunciar bajo el sello de sin intereses", añaden.

Para que un crédito realmente sea gratis, y pueda anunciarse como tal, la TAE deberá ser del 0%. Sin embargo, no todas las entidades cumplen con esto. En el primer trimestre de 2019, el Banco de España envió 160 requerimientos a las entidades financieras para que modificasen la publicidad de sus productos, más de la mitad del total de requerimientos notificados durante todo el año pasado. Y "los motivos más habituales de estas notificaciones giran en torno a la TAE, bien por discrepancias en su cálculo o por no aparecer en la publicidad de productos de financiación sin intereses, pero que incluyen el cobro de comisiones", explica el organismo.

Para que un crédito realmente sea gratis, y pueda anunciarse como tal, la TAE deberá ser del 0%

Según la ley, en "la publicidad y comunicaciones comerciales, así como en los anuncios y ofertas exhibidos en los locales comerciales, en los que se ofrezca un crédito", el tipo de interés y las comisiones deberán constar de forma "clara, concisa y destacada". Además, si el préstamo es por un importe superior a 200 euros, la publicidad tendrá que incluir la TAE, sea cuál sea el tipo de interés.

En este sentido, el Banco de España también es claro: para que el cliente entienda que la operación no es gratuita "se debe resaltar igualmente la TAE de las operaciones en las ofertas de financiaciones y depósitos sin intereses en las que se deben pagar comisiones y gastos".

Pero en todo ese escenario, sí que pueden encontrarse préstamos que realmente son gratuitos. Se trata de los minicréditos sin intereses que comercializan algunas compañías de capital privado. Aunque su importe suele ser muy reducido y estén enfocados únicamente a nuevos clientes, dado que uno de sus objetivos es "actuar como gancho". Hay que tener en cuenta, también, que tienen un plazo de devolución muy breve y no deben solicitarse si no se está totalmente seguro de que se va a poder devolver en ese tiempo. De lo contrario, las comisiones e intereses de demora pueden encarecer mucho la deuda.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión