La Fed ve el recorte de tipos de julio como una "recalibración" de la política monetaria

Los miembros se muestran divididos sobre la decisión de la ultima reunión

Bolsamanía
Bolsamania | 21 ago, 2019 20:43 - Actualizado: 20:46
ep presidentela reserva federalestados unidos jerome powell enruedaprensa posteriorla reunionpolitica monetariaorganismo celebrada19junio2019
El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, en la rueda de prensa posterior a la reunión de política monetaria del organismo celebrada el 19 de junio de 2019.RESERVA FEDERAL DE ESTADOS UNIDOS

Los miembros de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) vieron la decisión de reducir los tipos de interés en la reunión de julio como una "recalibración" pero no como el inicio de un ciclo "más agresivo" y se mostraron reacios a decir cómo se desarrollarían los movimientos futuros. Según se desprende de las actas de la reunión del 30 y 31 de julio dadas a conocer este miércoles.

A su vez, la Fed muestra su división sobre las decisiones de esa reunión, en la que decidieron reducir los tipos por primera vez en más de una década. De manera que algunos se muestran a favor de una reducción mayor, mientras que otros insisten en que la institución no debería reducir las tasas.

Los partidarios a favor consideraron que "la economía continuó en buen lugar", pero los del otro lado, favorecieron un recorte de tasas de medio punto más porque "abordaría mejor las tasas de inflación obstinadamente bajas".

En las actas, no explican con mucho detalle cómo podrían actuar para bajar las tasas en los próximos meses, pero destacaron la necesidad de ser flexibles. "La mayoría de los participantes vieron esta reunión como parte de una recalibración de la política monetaria, o un ajuste de mitad de ciclo, en respuesta a la evolución de las perspectivas económicas en los últimos meses", explica el acta.

Por otro lado, dejan la puerta abierta a bajar de nuevo los tipos mientras se muestran preocupados por las empresas que congelan las inversiones previstas debido a la incertidumbre causada por la guerra comercial de Donald Trump.

En el informe, se apunta a cómo "el crecimiento económico global había sido decepcionante" y la "incertidumbre de la política comercial, aunque disminuyó un poco durante el período entre reuniones, se mantuvo elevada y parecía probable que persistir."

Los acontecimientos relacionados con los acuerdos comerciales los días antes de la reunión de julio, habían sido positivos en relación con las expectativas del mercado, con el presidente Trump y el presidente chino, Xi Jinping, acordando reanudar las conversaciones comerciales en la cumbre del G-20 de líderes mundiales en Japón a fines de junio.

Aún así, los de la Fed "eran conscientes de que las tensiones comerciales estaban lejos de resolverse y que las incertidumbres comerciales podrían intensificarse nuevamente", según las actas.

Respecto a la inflación, la reunión revela una gran división. Mientras unos creen que un crecimiento más débil en el extranjero y las tensiones comerciales alejarían más a la Fed de alcanzar su objetivo del 2%, otros no estaban tan preocupados.

Este grupo creía que los datos recientes de inflación sugerían que las lecturas más bajas a principios de este año probablemente "serían transitorias", lo que eliminaría una de varias razones que obligaron al recorte del mes pasado.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión