ep banderareino unido brexit

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Reino Unido descendió hasta el 2% en diciembre en comparación con el 2,2% del mes anterior, mientras que en tasa interanual, la inflación británica cayó hasta el 2,1% desde el 2,3% de diciembre de 2017, según ha publicado este miércoles la Oficina Nacional de Estadística (ONS).

"La inflación disminuyó principalmente debido a una gran caída en la gasolina, con los precios del petróleo descendiendo en los últimos meses. Las tarifas aéreas también ayudaron a bajar la tasa, ya que los precios estacionales aumentaron menos que el año pasado. Estos fueron parcialmente compensados ​​por pequeños aumentos en los precios de los hoteles y las tarifas de los teléfonos móviles", ha afirmado el jefe de la ONS, Mike Hardie.

Las mayores contribuciones al alza fueron de combustibles domésticos, principalmente electricidad y gas

En tasa interanual, la mayor contribución al alza provino de la vivienda y los servicios para el hogar, con un aumento de los precios del 2,1%. Dentro de este grupo, las mayores contribuciones fueron de combustibles domésticos, principalmente electricidad y gas. Por su parte, los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas, y la ropa y el calzado han seguido disminuyendo a lo largo del año.

"El IPC de Reino Unido se redujo en diciembre al 2,1%, a poca distancia del objetivo del 2% del Banco de Inglaterra. Con la previsión de que la inflación caiga por debajo del objetivo el próximo mes y durante gran parte de 2019, el mejor escenario para un buen año de mejora del poder adquisitivo parece estar aquí", asegura el director de inversiones de Personal Investing en Fidelity International, Tom Stevenson.

"La lectura se encuentra ahora en su nivel más bajo en casi 2 años y los temores de una inflación desbocada se han eliminado por el momento", afirman desde XTB.

Noticias relacionadas