El Gobierno descarta hacer cambios de gran calado en la reforma laboral del PP

Calviño dice que no es momento de perder el tiempo deshaciendo reformas

Virginia Mora
Bolsamania | 30 may, 2019 16:34 - Actualizado: 18:33
ep la ministra nadia calvino intervieneuna conferencia organizadafuncas
La ministra Nadia CalviñoRicardo Rubio - Europa Press

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que el Gobierno no se plantea hacer cambios de gran calado en la reforma laboral aprobada por el PP. Da así un portazo definitivo a una de las exigencias de los sindicatos, y ha insistido en la idea que viene defendiendo el Ejecutivo en las últimas semanas, de forma que ahora solo se piensa en cambiar "los elementos más lesivos", y no en revertir la normativa completamente.

"No es productivo deshacer, revertir o reformar las reformas" en ámbitos que requieren una visión de futuro, como el mercado laboral. Así lo ha asegurado Calviño en una comida organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en la que ha abogado por centrarse, una vez se constituya el nuevo Gobierno, en elaborar lo que ha llamado el "Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI".

En su opinión, no se puede "dedicar la energía a estar constantemente volviendo atrás o a considerar lo que se ha hecho", aunque se trate de normas tan polémicas como la reforma laboral, que el PSOE se había comprometido a revertir una vez llegase a la Moncloa. De hecho, ha recordado que el presidente Pedro Sánchez "ha sido muy claro" al respecto, defendiendo que no se puede estar "constantemente discutiendo sobre deshacer reformas, revertir o reformar las reformas" ya en vigor. Aunque la ministra sí ha dejado claro que "si hay que cambiar alguno de los elementos más lesivos de la reforma laboral, lo haremos".

Caviño, no obstante, ha evitado referirse a cuáles son esos elementos lesivos, o si su visión coincide con la de los sindicatos, que piden ultractividad, prevalencia de los convenios del sector y una nueva regulación de subcontratas. Tal y como ha señalado, ahora mismo es "prematuro" hablar de estas cosas porque aún no hay nuevo Gobierno ni ha empezado la negociación al respecto con los sindicatos. Sin embargo, tanto CCOO como UGT han advertido esta misma semana que exigirán que se desmonten los elementos lesivos de la reforma aprobada en 2012 por el Partido Popular antes de negociar el nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Precisamente, la posible reversión de la reforma laboral es una de las cosas que más preocupan a los mercados, porque podría incidir en la marcha de la economía, aunque el Gobierno ha querido lanzar este mensaje para calmar el nerviosismo que pueda haber al respecto.

PRUDENCIA CON LA SUBIDA DEL SMI

Por otra parte, aunque siguiendo con el tema laboral, sobre el impacto de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) Calviño ha vuelto a pedir prudencia. La ministra en funciones ha asegurado, como ya han hecho otros organismos como la AIReF, en que la medida no ha tenido un "efecto negativo" en el empleo y sí positivo sobre la renta disponible de las familias, lo que a su vez ha impactado de forma positiva en el consumo, que es uno de los motores de la actividad económica. En este sentido, Calviño ha remarcado en que hay que ser prudentes para ver, con el tiempo, cómo ha acogido el mercado laboral esta medida y si se debe mantener o incluso seguir elevando el SMI.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión