Pacto 'in extremis' sobre el Brexit que evita que se prolongue la salvaguarda irlandesa

Juncker anuncia que el acuerdo "legalmente vinculante completa pero no reabre" el Brexit y dice que no habrá más oportunidades

Bolsamanía
Europa Press | 12 mar, 2019 07:46 - Actualizado: 08:22
juncker may brexit portada

Reunión 'in extremis', de dos horas y media y acuerdo "legalmente vinculante" sobre la salvaguarda de la frontera irlandesa, que llega a pocas horas de que el Brexit pase su enésima pero decisiva votación en el Parlamento británico. El objetivo es evitar una salida desordenada de la Unión Europea (UE) y que la Cámara de los Comunes respalde el Tratado de Retirada, a poco más de dos semanas de que se inicie el divorcio.

David Lidington, 'número dos' de May, ha anunciado este lunes que el Gobierno ha alcanzado este acuerdo "vinculante" con la UE que evitaría que Reino Unido se pueda ver obligado a permanecer en la unión aduanera.

Lidington ha destacado que el Gobierno "ha conseguido cambios legalmente vinculantes que fortalecen y mejoran el Acuerdo de Retirada y la declaración política". "Este nuevo instrumento evita que la UE pueda atrapar a Reino Unido indefinidamente en el 'backstop' (salvaguarda irlandesa) y permitirá a Reino Unido plantear una demanda si lo considera oportuno", ha explicado Lidington.

Durante las negociaciones de los últimos meses, Bruselas ha ofrecido a la parte británica "garantías" de que la red de seguridad diseñada para evitar la vuelta a una frontera física en el Úlster, de activarse, se aplicaría solo "temporalmente" y la UE se mantiene dispuesta a negociar durante el periodo de transición "alternativas" mejores para la relación futura, ha dicho Schinas.

El viernes, el negociador europeo, Michel Barnier, reaccionó a través de Twitter ante la falta de avances para dejar claro que el bloque comunitario ha ofrecido alternativas a Londres con las que desbloquear la situación, como que Reino Unido pudiera abandonar unilateralmente el llamado 'bacsktop' para Irlanda -no así Irlanda del Norte-.

El negociador británico, Steve Barclay, por su parte, usó el mismo canal para afear a Barnier que sacara a la palestra "viejos argumentos" y sostener que Reino Unido ha aportado a la mesa de negociación "nuevas propuestas claras". "Necesitamos ahora acordar soluciones equilibradas que puedan funcionar para ambas partes", concluyó Barclay.

La salvaguarda irlandesa es un mecanismo fronterizo ideado para evitar una "frontera dura" entre Irlanda del Norte -territorio administrado por Reino Unido- y la República de Irlanda tras el Brexit.

JUNCKER: EL ACUERDO VINCULANTE "COMPLETA PERO NO REABRE" EL BREXIT

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado este lunes que la última declaración "legalmente vinculante" negociada con Londres para tratar de salvar el acuerdo del Brexit es un instrumento que "completa, pero no reabre", los términos del divorcio; al tiempo que ha avisado a los diputados británicos de que esta es la última oportunidad de una salida ordenada de la UE.

"En política a veces tienes una segunda oportunidad, es lo que tenemos hoy, porque no habrá una tercer oportunidad. No habrá más interpretaciones de interpretaciones, ni más garantías sobre garantías si decae el voto mañana", ha declarado Juncker en una rueda de prensa en Estrasburgo (Francia).

"He sido claro, no habrá más negociaciones", ha zanjado Juncker poco después, al ser preguntado por las alternativas si la Cámara de los Comunes vota en contra de la solución que han consensuado in extremis él y la 'premier'.

JUNCKER RECOMIENDA A TUSK QUE LOS PAÍSES DE LA UE RESPALDEN EL ACUERDO

La Cámara de los Comunes rechazó en un primer voto en enero las condiciones del Tratado de Retirada, sobre todo por temor a que la red de seguridad diseñada para evitar la vuelta a una frontera física en el Úlster supusiera "atrapar" a Reino Unido de manera indefinida en la Unión Aduanera.

En estos meses, la UE a 27 se ha negado a introducir cambios en el acuerdo de salida, con mayor peso legal, y ha ofrecido a explorar nuevas alternativas en el marco de la declaración política que dibuja el marco de la relación futura.

Finalmente, la fórmula acordada incluye un instrumento común "con peso legal", ha dicho Juncker, que "completa pero no reabre" el Tratado de Retirada y que respeta las directrices que marcaron los líderes de la Unión Europea cuando se inició el proceso.

Por eso Juncker ha asegurado que Irlanda respaldará estos complementos al acuerdo y también ha pedido al presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, que recomiende a los jefes de Estado y de Gobierno del bloque que secunden la solución en la cumbre europea que celebrarán del 21 al 22 de marzo.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha sostenido que éste es "el único acuerdo factible", una idea que también ha recogido May, quien también ha subrayado que el llamado backstop' es visto por ambas partes como una "póliza de seguros" que ninguno de ellos desea ver activa y que, en cualquier caso, también ambas partes coinciden en que "nunca debe ser usado".

En su carta a Tusk, además de declarar la determinación del bloque por cumplir a tiempo con el proceso de ratificación y lograr una desconexión "ordenada y amistosa", Juncker avisa de que en cualquier caso, el Brexit debe completarse antes de que tengan lugar las elecciones europeas (23 al 26 de mayo).

De lo contrario, subraya el jefe del Ejecutivo comunitario, Reino Unido estará obligado legalmente a convocar estas elecciones, tal y como exigen las reglas de la UE a todos sus Estados miembros.

Juncker cerraría de este modo la posibilidad de aplazar a largo plazo el Brexit y limitaría las opciones de prórroga a un plazo corto para cumplir con los procesos de tramitación del divorcio.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión