A todo gas: el peso pesado de la economía española produce más vehículos que antes de la crisis

El sector del automóvil produce más vehículos que en 2007, genera el 10% del PIB, supone el 9% del empleo y realiza el 17% de las exportaciones totales del país

  • El sector de equipos y componentes para automoción es un área estratégica
  • Hasta 44 modelos salen de las plantas ubicadas en España
Jennifer Correas
Bolsamania | 07 may, 2017 08:06 - Actualizado: 07:07
ep fabricacoches
Fábrica De CochesEUROPA PRESS

En el primer trimestre de 2017, la fabricación de vehículos en España alcanzó 804.918 unidades, lo que supone un incremento de un 4,7% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). Un dato que es muy llamativo si se compara con las ‘vacas flacas’ que vivió el sector hace solo unos años. Pero, ¿qué papel tiene en la economía española la industria de la automoción actualmente?

El sector de la automoción en España ha sido uno de los más castigados durante la crisis, aunque ha ido recuperado su productividad en los últimos años. Si en 2007 la industria de fabricantes de vehículos contribuía un 4,9% al PIB con una fabricación de 2,8 millones de vehículos, esta cifra cayó al 3,3% del PIB y 2,1 millones de automóviles en 2009. Y fue en 2012 cuando la fabricación de vehículos tocó fondo en 1,9 millones de unidades.

El sector del automóvil produce más vehículos que en 2007, genera el 10% del PIB, supone el 9% del empleo y realiza el 17% de las exportaciones totales del país

No obstante, a partir de entonces la industria fue recuperando su productividad hasta alcanzar las 2,8 millones de unidades de nuevo en 2016. Una buena senda, que se confirma con el dato del primer trimestre de 2017, por encima del mismo periodo del año anterior y que representa casi la mitad de todo lo que se producía en 2009.

Por tanto, no es un secreto. El sector del automóvil es uno de los grandes motores de la economía española. Actualmente, genera el 10% del PIB, supone el 17% de las exportaciones totales del país y ocupa el 9% de la población activa, gracias a las 17 plantas de producción distribuidas por todo el territorio nacional (Galicia, Castilla y León, Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Madrid y Andalucía), y pertenecientes a nueve grandes grupos de automoción como son PSA Peugeot-Citroën, Nissan, Renault, Mercedes-Benz, Volkswagen, General Motors, Seat, Ford e Iveco.

Solo el año pasado la producción de vehículos en España cerró con un incremento del 5,8% y un volumen de 2,89 millones de unidades fabricadas, un 52% más que 2009 y prácticamente lo mismo que en 2007. Este año se superarán estas cifras a tenor de lo visto en el primer trimestre. Además, el país se posicionó como el octavo productor mundial de vehículos y el segundo fabricante de la Unión Europea, solo superado por Alemania, según datos de Anfac.

Asimismo, los fabricantes instalados en España manufacturaron un total de 1,92 millones de motores y 1,73 millones de cajas de cambio. Por regiones, Castilla y Léon consolidó su primera posición como centro productor de vehículos, representando un 21,3% del total y le siguió Cataluña, con una cuota del 19,2% sobre la producción nacional.

Concretamente, el sector de equipos y componentes para automoción es un área estratégica para la economía y la industria española, en términos de valor añadido, empleo e inversión en I+D+i. Y es que el Valor Añadido Bruto (VAB) del Sector de Componentes supone más de la mitad del sector Automoción en su conjunto y el 4% del VAB industrial, según datos de 2015 facilitados por Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción, Sernauto. De acuerdo a estas estimaciones, el sector de componentes facturó en 2016 más de 34.000 millones de euros, un 7% más que en 2015.

El sector de equipos y componentes para automoción es un área estratégica para la economía

“Los fabricantes de componentes aportamos más del 75% del valor del vehículo, porcentaje que irá en aumento ya que los componentes cada vez son más sofisticados tecnológicamente hablando”, aseguran desde la Asociación. Y son precisamente la tecnología y la innovación unas de las claves de esta recuperación del sector y también las prioridades para seguir avanzando y seguir compitiendo en este área tan globalizada.

LA INNOVACIÓN, CLAVE EN ESTA INDUSTRIA

“Los fabricantes de automóviles españoles luchan diariamente por mantener un ritmo constante en sus plantas de producción y por seguir atrayendo carga de trabajo”, aseguran desde Anfac. Así, destacan que las principales líneas de innovación en la fabricación de vehículos están centradas en los procesos de fabricación. “Las fábricas españolas de automoción, en su gran mayoría, son fábricas globales y digitalizadas. Si antes desde que se pensaba el vehículo hasta que se ponía en la calle pasaban 36 meses, gracias a los avances en digitalización, realidad virtual y 3D, ese plazo se ha reducido a 18 meses, es decir, la mitad”, subrayan.

En la misma línea, Sernauto explica que el sector español de componentes tiene una posición de liderazgo tecnológico en el mundo. “La inversión en I+D+i que realizan nuestras empresas es 3 veces superior a la media de la industria. En 2015, invertimos casi el 4% de nuestra facturación. Nuestro sector destaca en la innovación de procesos, que es lo que nos ha posicionado en primeros puestos para competir con el resto del mundo”, asegura.

Hasta 44 modelos salen de las plantas ubicadas en España, entre los que se cuentan 4 coches eléctricos, 1 híbrido y otros 6 propulsados por gas

¿QUÉ VEHÍCULOS SE PRODUCEN EN ESPAÑA?

Por tanto, aunque España todavía se encuentra muy lejos de los 28,1 millones de vehículos fabricados por China en 2016, lo que significa más de un 27% del total global, es cierto que la industria del motor español tiene un peso fundamental. Prueba de ello es el amplio catálogo de coches que se fabrican dentro de las fronteras.

Hasta 44 modelos salen de las plantas ubicadas en España, entre los que se cuentan 4 coches eléctricos, 1 híbrido y otros 6 propulsados por gas. De las fábricas de Renault en Valladolid o Palencia nacen, por ejemplo, el Kadjar, el Mégane o el Captur. La planta de Almussafes (en Valencia) está considerada una de las joyas de la corona de Ford en todo el mundo, y por eso ya fabrica allí desde el Kuga, al Mondeo o los grandes familiares S-Max y Galaxy. De la fábrica Seat Martorell, en exclusiva mundial, salen también el Audi Q3, el RSQ3, el Seat León y el Ibiza. Y el Volkswagen Polo de Navarra.

No obstante, con la compra de Opel, PSA arrebata el trono a Volkswagen y se convierte en el mayor fabricante de vehículos en España. Hasta ahora, en Figueruelas (Zaragoza), Opel monta los Corsa, Mokka X o Meriva, mientras que en PSA Citroën producen el C4 y Grand C4 Picasso, la Partner o el C-Elysee, como complemento a la fábrica del grupo en Madrid de la que sale C4 Cactus. No obstante, queda por ver cómo será la restructuración una vez que ambas compañías se integren.

Pero no solo de coches vive esta industria, muchos camiones y derivados comerciales se producen también en España, como diversos modelos de Iveco (con plantas en Valladolid y Madrid), Mercedes o de Nissan (en la Zona Franca de Barcelona y en Ávila).

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión