Hacienda duda de autónomos y pymes si lo declarado no se ajusta al sector

Los datos pueden ser utilizados como indicio de "riesgo fiscal" cuando haya inconsistencias

Irene Hernández
Bolsamania | 07 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 10:09
autonomos portada

En plan recta final del periodo de presentación de la declaración de la renta, la Agencia Tributaria parece haber puesto el ojo sobre autónomos y pymes. Aunque Hacienda que las cartas que estos colectivos están recibiendo sobre posibles "inconsistencias" tributarias solo tienen carácter informativo, desde las asociaciones sindicales califican a estas misivas de "amenazantes" y "agresivas".

Autónomos y pymes están recibiendo cartas de la Agencia Tributaria en la que se les comunica la falta de adecuación entre datos económicos y tributarios y en las que se les recuerda del conocimiento que tiene de las entradas y salidas totales de todas las cuentas bancarias de los contribuyentes.

En concreto, la sospecha de Hacienda viene tras los análisis estadísticos referentes a las ratios económicas y sectoriales de "ciertos sectores económicos" y en relación con la "adecuación y coherencia" de sus datos económicos y tributarios. Así, en las misivas se muestran porcentajes de márgenes brutos y netos así como porcentajes de cobros con tarjeta, tanto del contribuyente como a nivel sectorial.

Hacienda dice que la misiva es una "mera comunicación" que solo busca que se "autoregule". "Una carta nunca es amenazante cuando lo que se trata es de poner en conocimiento de la empresa cómo se está comportando su facturación respecto al resto del sector", ha dicho la propia ministra en funciones, María Jesús Montero. No obstante, en ella se reconoce que estos datos pueden ser utilizados como indicio de "riesgo fiscal" cuando pongan de manifiesto inconsistencias entre la información disponible y las declaraciones de ingresos de la actividad económica o las declaraciones e IVA de los contribuyentes.

"La carta es poner en conocimiento una información que no tienen, que es que con la comparativa con la competencia, están facturando por debajo de negocios similares de su entorno y a partir de ahí, que autoregulen y vean si realmente la declaración que hacen es correcta", incide.

Desde las asociaciones sindicales no tiene la misma opinión. En ATA califican estas cartas como "amenazantes", "agresivas" e "indiscriminadas" que tratan a los autónomos como "defraudadores" olvidando que cada uno "es un mundo" de forma que ni vende, ni factura, ni tiene el mismo uso de la TPV.

"No se deben utilizar prácticas de asusta viejos y eso es lo único que se está haciendo", consideran desde UPTA, quienes creen que se trata de "meter miedo" a autónomos y pymes. "Ningún autónomo debe de sentirse amenazado si cumple con sus obligaciones fiscales, no tiene nada que temer". "Nadie debe de temer por su situación siempre y cuando esté cumpliendo con los requisitos del ordenamiento jurídico y fiscal", añaden.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión