bitcoin criptomoneda

Las casas de análisis afinan sus predicciones para los mercados financieros de cara al año próximo, entre las que incluyen previsiones para el mercado de las criptomonedas. Si algo ha demostrado la industria 'cripto' en 2021, es que los movimientos en su valoración son difíciles de predecir, pero hasta ahora ha tenido una respuesta alcista ante los pasos positivos de la industria tradicional. "Tras un periodo de destrucción de las últimas barreras, 2022 debe ser un año de regulación, consolidación y mayor adopción", indican los analistas de Bitpanda.

Con todo, los expertos consultados huyen de ofrecer vaticinios sobre los precios que conquistarán, más allá de dibujar un amplio rango para el bitcoin entre los 40.000 y los 70.000 dólares, según 'Bloomberg'. Con soportes inmediatos en los 45.500 y 47.000 dólares y resistencias en los 50.000, 55.000 y 60.000 dólares. "Tirar los dados o hacer rodar una ruleta es probablemente una herramienta tal buena como otra para prever el devenir de los precios", comentan los expertos de AJ Bell, sin embargo sí se pueden aislar ocho factores clave que tendrán influencia en los precios.

1. Más adopción por empresas y países

"A medida que el mercado de activos digitales crece, prevemos que más empresas adopten el bitcoin como un activo de su balance y un potencial generador de ingresos de las operaciones de minería", comentan los expertos de Van Eck, que prevén más maduración en este sentido. Esperan también que otros países de mercados emergentes sigan los pasos de El Salvador, ya que pueden encontrar el bitcoin útil como una herramienta monetaria, y una opción potencial para evitar algunos de los efectos secundarios negativos de confiar únicamente en el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para recibir ayudas con la deuda.

Eso sí, desde AJ Bell inciden en que "las criptomonedas se usen de manera significativa como un medio de intercambio entre empresas y consumidores, no solo como una herramienta de marketing".

2. Más productos de inversión

Asimismo, los nuevos productos de inversión, como más fondos cotizados, podrían abrir vías para dotar de mayor liquidez a las criptomonedas y ayudar a establecerlas como una nueva clase de activos para los gestores de inversiones, lo que sería un paso positivo para esta industria. En ambos casos, "la volatilidad de las 'criptos' es un importante punto de fricción que hace difícil ver que se produzcan grandes avances, cuando las empresas tienen facturas que pagar en dólares, euros y libras, y del mismo modo los grandes fondos necesitan informar a sus inversores en monedas tradicionales", comentan desde AJ Bell.

3. Más debuts bursátiles

En 2022, saldrán a bolsa aún más empresas de criptomonedas, que se están preparando para dar este salgo y en 2022 continuará la tendencia marcada por las nuevas empresas cotizadas en 2021. Existe una amplia gama de negocios en los que pueden participar las empresas de criptografía, desde intercambios hasta mineros de activos digitales y empresas de pago. "A medida que el mercado de las criptodivisas sigue creciendo y desarrollándose, prevemos que el mercado crecerá con nuevas cotizaciones, y también cambiará a medida que las empresas ganen y pierdan cuota de mercado", señalan desde Van Eck.

4. Más regulación

Es probable que la actividad reguladora sea negativa para estos activos. "A los reguladores no les gusta la idea de un sistema financiero que puede utilizarse para blanquear dinero, estafar a los consumidores y que, en última instancia, podría provocar grandes pérdidas entre los inversores", señalan desde AJ Bell. Las medidas de restricción en la India y China podrían repetirse en otros lugares, y en general los reguladores y los gobiernos van a poner sus ojos en las criptomonedas, a medida que éstas se integren más en el ecosistema financiero tradicional.

5. Monedas digitales de los bancos centrales

Los bancos centrales, incluso en Reino Unido, también están estudiando la posibilidad de lanzar sus propias monedas digitales, lo que sería negativo para las criptomonedas, ya que éstas podrían usurpar algunos de los beneficios percibidos del bitcoin y otros, como la velocidad de los pagos y los costes de las transacciones, especialmente a través de las fronteras. Los expertos prevén que durante 2022 se sigan desplegando las investigaciones de los supervisores monetarios en este sentido.

6. Más pasos para limitar el impacto medioambiental de las criptodivisas

La pieza medioambiental del rompecabezas podría oscilar en cualquier dirección, siendo el CEO de Tesla, Elon Musk, el barómetro un tanto imprevisible en esta cuestión en particular, indican desde AJ Bell. Desgraciadamente, "la industria de las criptomonedas sigue sufriendo las consecuencias de unas preocupaciones equivocadas y mal informadas, en concreto las relacionadas con el uso de la energía necesaria para minar el bitcoin" Mientras el debate continúa, creemos que los mineros de criptomonedas seguirán liderando el camino en términos de adopción de energía verde e inclusión financiera", agregan desde Van Eck.

7. Más usos para los NFT

Los NFT (tokens no fungibles) tuvieron un año de gran éxito en 2021, pero creemos que lo mejor está aún por llegar, aseguran desde Van Eck. Los NFT llegan a la cultura general con millones de usuarios, y los próximos casos de uso importantes que surgirán serán la venta de entradas deportivas, los puntos de fidelidad y los deportes electrónicos.

8. Más ethereum y su cambio de protocolo

En los primeros compases de 2022, se culminarán los esfuerzos de la red Ethereum para cambiar del actual modelo prueba de trabajo al modelo más sostenible prueba de participación. Los expertos consultados explican que esto alterará drásticamente el panorama para los mineros centrados en Ethereum. En lugar de gastar energía resolviendo problemas de alta carga computacional, el nuevo protocolo proporcionará una mayor eficiencia energética, un aumento de la capacidad de la red, menores barreras de entrada y una mayor inmunidad a la centralización para la blockchain de Ethereum. Uno de los principales inconvenientes de la actualización es que la minería de esta red dejará de ser rentable, lo que significa que los mineros centrados en este modelo tendrán que cambiar a pastos más verdes.

Noticias relacionadas

contador