La CNMV y el Banco de España se ponen en "modo vigilante" ante el 'boom' de las criptomonedas

Los reguladores financieros del Gobierno toman un primer posicionamiento sobre las criptomonedas (bitcoin, ripple) asumiendo las últimas tesis de la SEC en EEUU

R. J. Lapetra / D. Vicente / N. Jansana
Bolsamania | 16 ene, 2018 06:00 - Actualizado: 08:49
bitcoin caidas mercados portada
Fuertes caídas del bitcoin.BOLSAMANIA

Han comenzado a sonar algunas alarmas sordas en los ministerios sobre las criptomonedas. Ese conjunto de códigos encriptados descentralizados (sin respaldo) que encabeza el bitcoin, y que ha ido adquiriendo valor económico conforme a su popularización como inversión o medio de pago, ya es motivo de reflexión entre las autoridades. Sin embargo, la ‘patata caliente’ sobre cómo será su abordaje y regulación sigue pasando de tejado en tejado sin que nadie hasta ahora haya tomado cartas en el asunto. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España ha arrancado el 2018 en “modo vigilante” en un territorio inexplorado y que preocupa desde tres ángulos: el papel de las ‘criptos’ como medio de pago, a la hora de captar capitales y como herramienta de blanqueo de ‘dinero sucio’.

En enero de 2009 vio la luz el primer bitcoin, una criatura virtual basada en las redes blockchain (cadenas de bloques) que se convirtió en la primera de muchas divisas virtuales encriptadas. Casi una década después, y en cuestión de meses, el ecosistema mundial de criptomonedas se ha convertido en un mercado de 700.000 millones de dólares que supera de largo, por ejemplo, el valor de las 35 empresas del Ibex 35. Sin embargo, pese a la dimensión adquirida por el planeta de los criptoactivos, el Gobierno Rajoy todavía no ha mostrado una posición oficial al respecto, tampoco ha avanzado en su regulación y, de hecho, está lejos de hacerlo, según las fuentes consultadas por Bolsamanía.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), encargada de supervisar a las empresas de inversión y los mercados de capitales en España, ha reanudado su actividad en este 2018 con un foco: las criptomonedas y, en especial, las emisiones de tokens (códigos digitales de propiedad) que están siendo usados como método de financiación y de ‘equity crowdfunding’ (microventa de acciones o propiedad en masa), una figura ya regulada que está siendo vulnerada en algunas emisiones de ICOs.

MENOS REGULACIÓN, RIESGO CRECIENTE

En una misiva poco común, la CNMV ha enviado una traducción de un discurso de Jay Clayton, presidente de la SEC, su homóloga estadounidense, en el que afirma compartir sus preocupaciones sobre las ICOs (Initial Coin Offerings), una venta pública de tokens que se asemeja a la venta de acciones, pero que no está ni mucho menos regulada… En ningún lugar. De hecho, como informó Bolsamanía, en enero se han puesto en marcha hasta 5 operaciones de este tipo sólo en España, mientras que en todo el mundo ya se han emitido cerca de 1.500 tokens, con otras tantas criptodivisas (la mayoría basadas en ethereum). Uno de ellos ha provocado un fraude de hasta 4.000 millones de dólares en EEUU.

Esta preocupación fue también enarbolada por Sebastián Albella, presidente de la CNMV, durante su comparecencia el pasado día 11 de enero en la ‘Comisión de Investigación sobre la crisis financiera de España y el programa de asistencia financiera’. "Tenemos que estar muy alerta en relación con este tipo de fenómenos", explicó Albella, que anunció que la CNMV ha formado un grupo de trabajo junto al Banco de España.

Su objetivo, según explicó Albella en el Congreso es "analizar estos fenómenos y ver cómo lo tratamos; si tenemos herramientas para tratarlo ya o qué propuestas normativas hacemos para que no haya agujeros". El regulador esperará a las conclusiones de este grupo de trabajo para anunciar medidas. Según Albella, este tema recuerda a la estafa de la venta de sellos (Forum y Afinsa), con la búsqueda de ahorros de clientes que han tratado de "escapar del perímetro de supervisión" y que supone que "los unos por otros, la casa sin barrer". La referencia fue oportuna debido a la presencia de la protagonista política de una de las protagonistas de la mayor estafa en bienes no reguladores de la historia en España.

Fue la exministra de Consumo y Economía, Elena Salgado, quien durante el escándalo de los sellos llegó a calificar de “incautos” a quienes compraron la filatelia como inversión pese a que quedaba claro que eran un producto (regulado por Consumo) y no financiero, que hubiera sido supervisado por CNMV o, en su caso, por el Banco de España. Más de una década después, los dos reguladores financieros no quieren que se repita un capítulo similar y han comenzado a sumar fuerzas para ponerse al día e informar al público de los riesgos que se corren al invertir en criptomonedas, que por definición, son descentralizadas.

LIKE Y RETUIT A LA SEC

Si la CNMV ha hecho un ‘retuit’ con la traducción del discurso de la SEC, desde el Banco de España le han dado al ‘like’ al redifundirlo a través de sus canales de comunicación. “Hemos creído conveniente contribuir a la difusión del comunicado de la CNMV”, explican desde el instituto que controla la censura previa de los agentes de pagos en España. Las preocupación es creciente entre ambos reguladores, que siguen sin recibir señales desde el Ejecutivo de Rajoy, ni mucho menos del legislativo.

Con las voluntades políticas centradas en Cataluña, el escenario de criptomonedas todavía suena a ciencia ficción y a un desarrollo procedente de una galaxia muy lejana en los círculos políticos. Ha tenido que ser un reciente reportaje del telediario de RTVE sobre la compra de pisos con bitcoins -en el que se minimizaba los riesgos de comprarlas- quien despierte la conciencia vigilante de los supervisores, que hasta han usado la estrategia del silencio para evitar posicionarse. “La CNMV simplemente no contesta cuando se le envía un proyecto de ICO… Pueden pasar 6 meses sin respuesta", según explican fuentes del sector.

Lejos de ser válida esta estrategia del silencio, 2018 llega con el asunto de las criptomonedas como algo ineludible desde el punto de vista de la regulación. Qué criptomonedas son activos de inversión y cuáles no; cuáles podrán usarse como medio de pago o si se podrán usar para captar financiación a cambio de acciones o como recompensa (recibiendo un bien o servicio). Todo interrogantes por resolver.

GKFX Te regala el libro sobre Técnicas de Trading de 162 páginas