Telefónica: la compra de Oi en Brasil sería positiva si el precio no se dispara

Una operación junto a TIM Brasil y América Móvil es la mejor opción estratégica

César Vidal
Bolsamania | 09 oct, 2019 06:00 - Actualizado: 10:24
sacyr brasil

TELEFONICA

7,039

17:08 18/10/19
-0,11%
-0,01

Positiva, pero en función de que el precio pagado no sea excesivo. Así valoran en general los analistas la posible compra de la operadora brasileña Oi por parte de Telefónica. Además, los expertos consideran aún más beneficiosa la operación si se realizase en alianza con los grupos que ya están presentes en el país carioca.

Oi es una operadora formada en 1998 a partir de la privatización del Sistema Telebrás que posteriormente adquirió Brasil Telecom. Aunque ofrece servicios convergentes, su principal fortaleza es que ocupa el cuarto lugar en el mercado móvil, con una cuota del 16%. Sin embargo, desde 2016 atraviesa grandes problemas financieras que le obligaron a entrar en concurso de acreedores.

Su cuenta de resultados arroja pérdidas de manera constante, por lo que ha diseñado un plan de venta de activos para conseguir efectivo y seguir financiando sus inversiones. Sin embargo, su situación es crítica y Telefónica está negociando, con los otros dos actores principales del mercado carioca, una posible compra conjunta de sus activos. Los dos jugadores en el tablero son América Móvil, del magnate mexicano Carlos Slim; y el grupo italiano TIM Brasil.

LA VALORACIÓN DE LOS EXPERTOS

Los expertos de Banco Sabadell consideran que "sería muy positiva la venta del activo móvil de Oi a operadores ya presentes en el país para lograr la consolidación del mercado", ya que esto reduciría la competencia y la necesidad de inversiones.

En su opinión, "las ofertas que vengan de la mano de operadores con presencia en el país serían superiores a las de cualquier" otra compañía sin presencia en este gran mercado, debida a las importantes sinergias que lograrían, "aunque la operación quedaría pendiente de aprobación regulatoria".

En este sentido, consideran "muy complicado" que Telefónica realice la operación en solitario, ya que en la actualidad es el primer operador móvil del país, con una cuota de mercado del 32% Por ello, señalan que "un troceo" de Oi entre Telefónica, TIM y Claro (la marca de América Móvil) sería mucho más adecuado por varias razones.

En primer lugar, destacan que "supondría una menor inversión (algo positivo puesto que no se incrementaría tanto el endeudamiento)". Además, la operación enfrentaría "menos trabas regulatorias" y ofrecería "el mismo beneficio de un mercado consolidado" para las tres empresas interesadas.

Por su parte, los analistas de Bankinter consideran “interesante” la operación por varios factores. En primer lugar, la reducción del número de jugadores en el mercado “se traduciría en una caída de la competencia en el mercado brasileño”. Además, explican que Oi “opera en zonas donde Telefónica tiene menor presencia”, por lo que tiene sentido estratégico.

Por ello, la transacción “podría facilitar cierta mejora de márgenes y ganancia de cuota”. Por otra parte, Vivo, la filial de Telefónica, se haría con frecuencias de Oi que reducirían “futuras necesidades de inversión”.

No obstante, estos analistas remarcan que Telefónica tiene como principal problema “su elevado endeudamiento”, ya que actualmente su ratio de deuda financiera neta (DFN) sobre el Ebitda se encuentra en 3 veces. El objetivo de José María Álvarez-Pallete es reducir la deuda, “pero esta operación pondría en serias dudas su consecución”, afirman.

LA VENTA DE TORRES, POSIBLE VÍA DE FINANCIACIÓN

Así, consideran que Telefónica debería obtener “un nivel de sinergias muy elevado” en una transacción cuyo precio debería ser “muy atractivo, así como la forma de financiarla”, con el objetivo de “compensar” el aumento del endeudamiento. Por ello, destacan que “este anuncio nos hace elevar la prudencia sobre el valor”.

Telefónica podría financiar esta adquisición con la venta de otros activos no estratégicos, como la venta de sus torres de telecomunicaciones, por las que podría obtener entre 5.000 y 6.000 millones de euros. Esta operación, de concretarse, permitiría reducir el endeudamiento y también afrontar operaciones corporativas como la que se plantea ahora en Brasil.

Según la empresa, la cartera de 50.000 torres de telecomunicaciones generaría 830 millones de euros en ventas y un Ebitda de 360 millones. Por tanto, aplicando un ratio Valor de Empresa EV/Ebitda entre 13,5 y 17 veces, se obtiene una cantidad que oscila entre 4.900 y 6.100 millones de euros, según cálculos de Banco Sabadell.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión