broker710345a

Las bolsas del Viejo Continente están tratando de quitarse el susto del cuerpo tras las fuertes caídas y la alta volatilidad en la que se vieron inmersas durante la primera semana de octubre.

  • 0,601€
  • 0,84%
  • 23,060€
  • -2,00%
  • 16,390€
  • -0,67%
Análisis Técnico
SIN SEÑAL
SIN SEÑAL

El caso es que en la sesión del miércoles, tras fuertes caídas para el conjunto de las bolsas europeas y de Wall Street, los precios conseguían enderezar el rumbo en la recta final de la sesión recuperando soportes. Hemos estado hablando tiempo atrás de lo relevante del soporte de los 15.000 puntos en el Dax y en su futuro. Y si bien el Dax cerraba ligeramente por debajo ese día (14.973) lo hacía muy lejos de los mínimos del día y el futuro del Dax, que cierra de la mano de Wall Street, lo hacía en los 15.042 puntos. Es decir, todo quedó en susto.

Así, hemos pasado de una potencial fase correctiva a meternos de nuevo dentro del amplio movimiento lateral por el que se vienen desplazando los precios desde abril. Y esto no es malo, en absoluto. Este largo lateral está sirviendo para drenar/ajustar las importantes subidas previas desde los mínimos de hace aproximadamente un año. Muchos son los índices y valores de peso que empiezan a mostrar importantes niveles de sobreventa semanales, lo que de alguna manera puede servir para allanar y preparar el camino para los próximos meses. Resumiendo, nos hemos llevado un buen susto (algo típico del mes de octubre) y hemos salvado un 'match ball'. Y es que el mercado suele poner a los inversores entre las cuerdas y les lleva al límite antes de que se produzca el giro.

Es cierto que las sensaciones vuelven a ser buenas para el conjunto de las bolsas de cara a la recta final del año/principios de 2020. Pero como no somos adivinos, la condición que le vamos a poner al mercado es que respeten en todo momento los mínimos de la primera semana de octubre. Mientras no se perforen los últimos mínimos de reacción (los 14.800 puntos del futuro del Dax y los 3.950 puntos del Euro Stoxx 50) podemos dormir tranquilos y mirar a las bolsas con optimismo.

Mientras tanto nuestro selectivo está tratando de superar al alza el triángulo en el que se encuentra encajado desde principios de septiembre. Triángulo que de ser batido con claridad debería llevarle a la zona de máximos anuales e incluso por encima. Mientras tanto y cuando solo faltan dos meses y medio para cerrar el año, el Ibex sube un 11,5% en el ejercicio y tenemos a un claro ganador (Sabadell) y a un claro perdedor (Siemens Gamesa), empatado con Solaria (-36,87%).

A continuación, vamos a echarles un ojo desde el punto de vista de los gráficos.

SABADELL

Es el valor que mejor lo hace del Ibex con mucha diferencia. Le siguen Fluidra, con subidas del 68% y Bankinter, con ganancias del 64%. Este título es otro desde que fue capaz de saltar por encima del importante rango resistencia de los 0,4250-0,45 euros el pasado mes de marzo. Ahí construía figura de vuelta y hasta hoy. La tendencia desde los mínimos de mayo y octubre de 2020 (0,25) sigue siendo alcista por cuanto los mínimos y máximos crecientes se suceden una y otra vez, y así no se cae. Y justo a principios de octubre el valor se ha atrevido, incluso, con la directriz bajista que une los sucesivos máximos decrecientes desde principios de 2018. Ahora bien, las caídas de esta semana, aunque parecen algo violentas lo cierto es que encajan absolutamente dentro de los parámetros normales.

saba1510212
Gráfico semanal de Sabadell desde verano de 2016

Se diría que estamos ante un ‘throw back’ de manual, de libro, a la antigua directriz bajista, antes resistencia y ahora soporte. Vamos a ver si esta consigue no ir más allá del nivel de los 0,65 euros, que es por donde pasa la antigua directriz. Por arriba, por el lado de las resistencias, tenemos los máximos prepandemia en los 0,8734 euros y por encima y de mayor relevancia el origen del último gran impulso bajista, en los 1,06 euros (diciembre de 2019).

SIEMENS GAMESA

Los títulos del fabricante de aerogeneradores acumulan una caída desde los máximos anuales e históricos de principios de año del 47%. El precio se encuentra encajado dentro de un impecable canal bajista que parece trazado con escuadra y cartabón. Canal que cumple con creces con la condición mínima necesaria de tener, al menos, cinco puntos de apoyo o de tangencia en el mismo. Tras en la base y dos en la parte alta, o al revés. El problema con el que se encuentra en el muy corto plazo es que tenemos al título en zona de nadie, lejos de la base del canal y de la parte alta del mismo.

sgre151021
Gráfico diario de Siemens Gamesa

La operativa cuando el precio está dentro del canal se limitará a abrir largos (posiciones alcistas) en la base y cerrarlos en la parte alta del canal (resistencia). También podemos abrir cortos (posiciones bajistas) en la parte alta del canal con objetivo de caída en la base del mismo. Así, la base del canal pasaría en este momento por los aproximadamente 18 euros y la parte alta por los 24 euros. Y todo lo que suceda dentro del rango de precios al que hemos hecho referencia carecerá de implicaciones de relevancia para el valor.

Noticias relacionadas

contador