Repsol, Exxon Mobil y BP: ¿cambio de tendencia en el sector petrolero?

El pasado lunes el barril tipo Brent se disparaba un 19% vs. 15% del West Texas

JM. Rodríguez
Bolsamania | 21 sep, 2019 06:00 - Actualizado: 07:37
ep petroleo 20170725174001
PETRÓLEORECURSO

El lunes, el precio del crudo se disparaba un 20% (Brent) y un 15% (West Texas) tras los primeros minutos de cotización en el Internacional Petroleum Exchange (IPE) de Londres.

El pasado fin de semana, concretamente el sábado, conocimos que el segundo mayor productor de petróleo del mundo (13%), después de Estados Unidos (16,2%) anunciaba una reducción de la producción de la petrolera saudita Aramco en un 50% tras el ataque de los rebeldes hutíes yemeníes contra dos de sus refinarías. Y Estados Unidos, a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo, responsabilizaba directamente a Irán por los ataques. Ante este desabastecimiento Trump autorizaba la liberación de su reserva estratégica para controlar el aumento del precio del crudo. Lo cierto es que tras este nuevo vuelco geopolítico las compañías más beneficiadas, además de las petroleras, son las armamentísticas. De hecho, destacan las fuertes subidas de Lockheed Martin, Northrop Grumman y Ratheon, todas ellas en máximos históricos o cerca de los mismos. Mientras que el sector de las aerolíneas es uno de los más castigados, lógicamente, ante el encarecimiento del precio del combustible.

Este martes, el crudo caída con fuerza (-6%) tras darse a conocer que Arabia Saudí aseguraba que va a poder reanudar la producción antes de lo previsto. La previsión de restaurar el 100% de la producción en dos o tres semanas es un periodo de tiempo mucho más corto del inicialmente calculado (cuando a comienzos de semana se hablaba de varios meses). A continuación, y tras los fuertes bandazos del oro negro a lo largo de la semana, analizamos desde el punto de vista de los gráficos las siguientes compañías:

REPSOL

Desde los mínimos de agosto los títulos de nuestra petrolera se revalorizan un 15% y justo en este momento tenemos al precio en plena zona de resistencia, en la parte superior del impecable canal bajista por el que se viene desplazando el precio en el último año. Simplemente, por el momento, ha rebotado desde la base de este hasta la parte superior. Qué duda cabe que las sensaciones no son malas, pero lo cierto es que para poder hablar de un cambio de tendencia necesitaremos que, primero, deje atrás el actual bajista y, segundo, que confirme con holgura por encima de la resistencia que presenta en los máximos de julio (último máximo decreciente), en los 14,68 euros.

repsol210919
Gráfico diario desde finales de 2016

BP

El gigante petrolero de Reino Unido ha rebotado con precisión milimétrica desde la zona de soporte, la directriz alcista que une todos y cada uno de los sucesivos mínimos crecientes desde mediados de 2016. Son numerosos los apoyos en esta recta soporte y en agosto volvía a atacarlos para rebotar (en línea con el mercado) con fuerza. No obstante, en este momento le tenemos en zona de nadie, lejos de la zona de resistencia más inmediata: en los aproximadamente 570 peniques. Aunque para poder confiar en un cambio de tendencia le pediremos, al igual que hemos comentado en Repsol, que salte y confirme con claridad por encima de la resistencia que presenta en el último gran máximo decreciente (583,40 peniques). Me quedo también con el rebote del precio a las puertas de la MM200 semanal (mucho más fiable que la diaria) y con el oscilador de momento estocástico (semanal) girado al alza desde niveles de sobreventa extremos.

bp210919
Gráfico semanal desde julio de 2014

EXXON MOBIL CORP.

El gigante petrolero norteamericano (capitaliza más de 300.000 millones de dólares) presenta las zonas de control por abajo (soporte) y por arriba (resistencia) bastante claras. En el gráfico semanal de largo plazo podemos observar cómo desde 2014 el precio se está, poco a poco, estrechando. Aunque no es menos cierto que en el corto plazo le tenemos en zona de nadie, lejos de los niveles clave. Así, como zona de soporte tenemos el rango de los 65-66,50 dólares, mientras que como resistencia tenemos la directriz bajista que une los impecables máximos decrecientes desde 2014 y que en el momento actual pasa por los aprox. 83 dólares. Y para poder hablar de un potencial cambio de tendencia necesitamos que el precios salte por encima de los máximos anuales: en los 83,50 dólares.

exxon210919
Gráfico semanal desde mediados de 2006

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión