La división y la incertidumbre nublan la política monetaria de la Reserva Federal

Los miembros del banco central, divididos sobre el futuro de los tipos de interés

César Vidal
Bolsamania | 19 sep, 2019 06:00 - Actualizado: 15:11
cb powell trump sh112
Jerome Powell y Donald Trump, que se ha convertido en su mayor crítico

División e incertidumbre. Son los dos factores que están nublando la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). El banco central presidido por Jerome Powell recortó los intereses este miércoles por segunda vez consecutiva para responder precisamente al "aumento de las incertidumbres" sobre la economía, pero al mismo tiempo mostró una enorme división sobre la futura senda de su política monetaria.

La división dentro de la Fed quedó reflejada en el diagrama de puntos que facilita el organismo sobre las previsiones que manejan los miembros del FOMC, el Comité Federal de Mercado Abierto, en relación a la evolución de los tipos de interés.

Según las proyecciones, actualmente siete miembros del FOMC anticipan una rebaja adicional de 25 puntos básicos antes de final de año, lo que implicaría un nuevo recorte en octubre y diciembre. Otros cinco miembros no anticipan más recortes y a otros cinco miembros les hubiera gustado mantener sin cambios los tipos hasta final de año.

"El escenario actual es complejo y justifica visiones diferentes", señaló Jerome Powell durante la rueda de prensa. "Es muy complicado anticipar la evolución de los tipos" debido a que hay "una gran incertidumbre", añadió el banquero central. Su mensaje implica que la Fed no tiene ni idea de lo que va a pasar.

"Las disputas comerciales, el Brexit y el menor crecimiento global, sobre todo en China y Europa" son las principales incertidumbres, explicó Powell. Unos factores que la Fed no puede controlar y que muestran a las claras que los dos últimos recortes de tipos son preventivos. Es decir, intentan mitigar un posible daño a la economía americana que hasta el momento se está mostrando muy resiliente a estas incertidumbres, sobre todo por la fortaleza del consumo doméstico.

"La incertidumbre bidireccional está limitando la política de la Fed", afirman desde Pantheon Macroeconomics. En su opinión, las previsiones sobre la inflación y el crecimiento económico que maneja la entidad no son realistas, ya que su estimación es un menor crecimiento en 2020 y una mayor inflación. "No estamos satisfechos con las explicaciones y pensamos que las previsiones sobre la inflación tendrán que subir en las próximas reuniones", afirman.

Por su parte, los expertos de Berenberg comentan que "las proyecciones reflejan un Comité muy dividido" de cara a final de año, aunque añaden un matiz interesante. "Nuestra evaluación es que los funcionarios de la Fed que proyectan un recorte de tasas más este año probablemente sean los miembros con derecho a voto, mientras que muchos miembros que piensan que no es apropiado un nuevo recorte son los miembros sin derecho a voto del FOMC este año".

Por ello, mantienen su previsión de que la Fed recortará los tipos una vez en 2019. En este sentido, según datos de CME Group, el mercado otorga un 40% de probabilidades a que los tipos se mantengan sin cambios hasta final de año (hay reuniones en octubre y diciembre), un 48% a que habrá un recorte de tipos y un 11% a que habrá dos recortes hasta diciembre.

Powell también anticipó que su escenario base es "un crecimiento moderado en 2020, un mercado laboral fuerte y una inflación cerca del 2%". Y añadió que "no estamos anticipando una recesión en EEUU", un mensaje que también lanzó hace un par de semanas durante un encuentro financiero que mantuvo en Suiza.

Por último, el presidente de la Fed señaló que "no nos planteamos tipos de interés negativos en EEUU". En su opinión, aunque se produjera otra crisis económica, hay mejores herramientas que los tipos negativos, ya que estos pueden ser contraproducentes para la actividad económica. Así que la evolución de la guerra comercial entre China y EEUU, el Brexit, así como la actividad comercial en China y Europa, seguirán marcando la agenda de la Fed, pese a que son factores que no puede controlar.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión