ep archivo   zara inditex de amberes
Tienda de Zara en Amberes (Bélgica)INDITEX - Archivo

Está siendo un buen año para el Ibex 35. El selectivo español firmó su mejor primer semestre en una década y alcanzó máximos de 3 años apoyado, entre otros, por el buen rendimiento del sector bancario en un entorno de subidas de los tipos de interés y de alta inflación. En lo que va de año, el selectivo español acumula una revalorización del 13%, todavía lejos de niveles precovid, pero dando buena cuenta de su mejora tras un mal 2022 para los mercados bursátiles.

  • 21,420€
  • -0,65%

IAG

  • 1,730€
  • 0,14%
  • 41,050€
  • 0,10%
  • 6,670€
  • 1,21%

En este sentido, buena parte de las empresas del Ibex han cumplido con nota en sus resultados de mitad de año. De las 35 cotizadas, más de la mitad, unas 22, mejoraron el beneficio respecto al mismo período del año anterior. No obstante, si sumamos el beneficio de todas las cotizadas, nos encontramos que este se ha reducido unos 2.000 millones entre junio de 2022 y junio de 2023.

El rendimiento en bolsa también ha sido ampliamente positivo. Solo 14 empresas han visto caer sus títulos desde principios de año, mientras que 21 acumulan rentabilidades positivas que, en su mayoría, superan los dos dígitos. De entre estos valores destacan 5 por encima de todos: Fluidra, IAG, Inditex, Meliá Hotels y Laboratorios Rovi.

ROVI

La farmacéutica española acumula una revalorización del 30% en lo que va de año, porcentaje que le sirve para colarse entre las cinco acciones con mejor rendimiento este curso. La compañía, que ronda ahora los 50 euros en el mercado, ha capitalizado la mejora de previsiones que realizó durante la presentación de resultados del primer semestre, un período que se saldó con una reducción de los beneficios.

No obstante, la visión más optimista de la compañía, que en noviembre de 2022 y en febrero de 2023 esperaba que los ingresos operativos se redujeran en torno a un 10%, ahora cree que esta reducción se situará por debajo de lo inicialmente previsto. Paralelamente, la compañía dio inicio a un programa de recompra de acciones de 130 millones de euros.

La firma española es una clara 'compra' para Jefferies, que cifra su precio objetivo en 63 euros, más de un 40% de potencial alcista desde precios actuales. Los datos de 'MarketScreener' reflejan que la compañía ha recibido 8 calificaciones, en su mayoría de 'compra' y con un precio objetivo medio de 58 euros.

MELIÁ

Tras perder más de un 20% en 2022, la hotelera balear recupera terreno este año. La cadena dirigida por los Escarrer se está beneficiando de la reactivación del turismo tras los años de pandemia y remonta alrededor de un 32% en este curso bursátil tras cosechar un beneficio de 46 millones de euros entre enero y junio.

Los analistas de Bankinter destacan la "demanda fuerte con márgenes estables", algo que "podría llevar a resultados récord en 2023, a pesar de la desaceleración económica global". Por su parte, Banco Sabadell celebró las cifras "mejores de lo esperado" de la hotelera mallorquina y destacó las "positivas" perspectivas de las reservas, "un 20% más frente 2022 para lo que resta de año, incluyendo hoteles vacacionales y urbanos", que sitúan a la compañía en niveles prepandemia.

Los expertos del banco naranja prevén que Meliá cierre 2023 con un EBITDA de 482 millones de euros, frente a los 478 millones del ya lejano 2019, y un beneficio neto de 129 millones de euros, frente a los 113 millones de hace 4 años.

La mayoría de estrategas se muestran positivos con la compañía, aunque algunos, como Jefferies, optan por una posición 'neutral' con el valor debido a su deuda neta de más de 1.000 millones de euros.

IAG

El sector turístico está de dulce y eso lo reflejan Meliá, Amadeus (+29% en el año) y, sobre todo, IAG. El holding hispano-británico está volando, nunca mejor dicho, en bolsa tras perder un 18,4% en 2022. En estos ocho meses, la compañía no solo ha recuperado todo el terreno perdido en el anterior año, sino que está cerca de duplicar el valor con el que comenzó 2022 tras remontar un 35% en lo que va de curso y se sitúa como la segunda cotizada con mejor rendimiento este año.

La firma dirigida por Luis Gallego consiguió cerrar junio con 921 millones de beneficio, una clara mejoría respecto a las pérdidas de más de 600 millones cosechadas en el mismo período del año anterior. Las buenas cifras de la compañía hispano-británica han dado alas a Bank of America, Deutsche Bank o Barclays para mejorar sensiblemente su consejo sobre el holding de aerolíneas.

Bankinter también reitera su consejo de 'compra', aunque advierte que estos títulos son "recomendados solo para perfiles dinámicos, porque están sujetos a una elevada volatilidad". Asimismo, el banco naranja es muy positivo de cara al siguiente trimestre, incluso si IAG consigue cerrar la adquisición de Air Europa, una operación en la que la única preocupación está representada en el escrutinio de los reguladores de competencia, que podrían obligarle a deshacer algunas rutas.

'MarketScreener' recoge una quincena de recomendaciones de 'compra' para la compañía hispano-británica a un precio medio de 2,69 euros, lo que dibuja un potencial alcista del 39% para los títulos del holding de aerolíneas.

FLUIDRA

No obstante, si hablamos de revalorización, el rey absoluto está siendo Fluidra. La compañía presidida por Eloi Planes ha remontado un 48% en lo que va de año y ha rozado con los dedos los 22 euros (21,82 euros es su máximo intradía), aunque no se ha recuperado todavía del 58% perdido en 2022 (consecuencia de la corrección tras el crecimiento en pandemia).

Cabe señalar que, desde la absorción de la estadounidense Zodiac hace ya cinco años, la compañía ha crecido un 30% y ha multiplicado por cuatro su dividendo, datos que le permitieron incorporarse al selectivo español el pasado 2021.

No obstante, el primer semestre no ha sido tan bueno como podría parecer por estos datos. Fluidra anunció a finales de junio que ganó un tercio menos en el primer semestre del año y rebajó previsiones para el ejercicio fiscal, algo que achacó a un mercado en proceso de normalización y con un entorno macroeconómico "complicado" tras años de fuerte crecimiento. Pese a ello y a las dudas del sector piscinero en EEUU, reflejados en los malos resultados de Leslie's, la compañía ha seguido subiendo y numerosas firmas de análisis se mantienen positivas con el valor. Algunas, como Santander o Credit Suisse, llegan a valorar sus acciones en 25 o 27 euros.

Otros, como Bankinter, son más cautos y se muestran 'neutrales' con el título, al que otorgan un precio objetivo de 19,5 euros. "Nuestras estimaciones asumen una expansión de margen EBITDA ajustado desde el 20,9% de 2023 hasta el 23,6% de 2028, que compara con una media en el periodo 2019-2022 de alrededor del 22%. Para obtener potencial debería de haber una expansión en márgenes superior a la estimada", dicen.

INDITEX

La firma textil gallega vive un 2023 de dulce. Tras cerrar un 2022 histórico, el primer año de Marta Ortega al frente de la compañía, en el que logró 4.130 millones de beneficios, la compañía no ha dejado de brillar dentro del selectivo español. En los últimos meses, Inditex superó los 100.000 millones de capitalización bursátil, la tercera vez que consigue este hito tras hacerlo en 2017 y 2021 y la primera en la era Marta Ortega. Y desde entonces no ha parado.

Las acciones de la matriz de Zara acumulan una revalorización del 32% en lo que va de año, la capitalización bursátil ha sumado 5.000 millones más y el valor alcanzó máximos históricos el pasado 30 de junio en los 35,46 euros, tras reventar sus registros en repetidas ocasiones este 2023. Y si hay que apostar por algo, parece que seguirá subiendo: la compañía ganó un 54% más en su primer trimestre fiscal, hasta 1.168 millones de euros, y afirmó que seguía viendo margen para expandir su negocio.

Es de entender que el valor se haya convertido en uno de los "ojitos derechos" de algunos analistas, como los de Jefferies, que califican a Inditex como "un favorito clave en nuestra vertical de consumo discrecional". La firma neoyorquina cree que las perspectivas de la compañía son poco optimistas y destacan que la compañía seguirá subiendo en bolsa antes y después de sus resultados, un movimiento al que seguirá un período de consolidación que dará inicio a nuevas alzas en el precio de la acción.

Así lo creen también los estrategas de Morgan Stanley, quienes dan un potencial alcista adicional de alrededor de un 10% a los títulos de la compañía radicada en Arteixo. De las 27 recomendaciones que recoge 'MarketScreener', solo una recomienda reducir la exposición a la textil gallega, mientras que la mayoría recomienda 'sobreponderar' el valor, al que otorgan un precio objetivo de 36 euros. En los escenarios más optimistas, los analistas dan un potencial alcista de más del 20% a Inditex.

Noticias relacionadas

contador