Demo mode

@Ruralbroker
Bolsamania | 25 sep, 2018 06:00
tuit traders
Tuit TradersAlberto Sánchez

En estos años de trading he aprendido muchísimo sobre mi comportamiento frente al mercado, mucho sobre el comportamiento de la mayoría de la gente frente al mercado y no tanto sobre el mercado. Bueno, quizás saber que el mercado puede hacer cualquier cosa no es tan poco, y que, partiendo de esa premisa, es más fácil ser rentable. De estos tres descubrimientos, por mi experiencia, creo que del que más pueden aprender en esta serie de artículos es del segundo. De todo aquello que compartimos un porcentaje altísimo de gente cuando nos enfrentamos a la especulación financiera, de todo lo que figura en el denominador común de nuestra carrera como traders.

Por seguir un orden, que podría haber sido un orden de importancia -en el que la liada parda sería el más importante y el error pequeñito el menos-, me he acabado decidiendo por el cronológico. Como vamos cavando nuestra tumba desde que empezamos hasta ya pasados unos cuantos años.

No acierto a adivinar quién puede estar detrás del mensaje que se da a la gente que llega por primerísima vez al trading de que el simulado no sirve para nada, que es tiempo perdido, que es mentira y que hasta que no te juegues tu dinero no sabrás nada de esta actividad. Me pongo malo solo de escribirlo. Para mí, la mayoría de gente que desaparece del juego prematuramente lo hace porque se saltó la etapa del simulado, precipitó su llegada al real sin estar en absoluto preparado. Yo lo llamo el pecado oríginal del trader, porque parece que todos hayamos ya nacido con esta tara.

Muchas son las excusas que he escuchado pero esta es la más común: "Raúl, he abierto cuenta real porque así tengo datos en tempo real más baratos que con la cuenta demo, o no tengo que solicitar infinitas demos, pero no voy a operar ni de coña"

Vamos a ver, alma de cántaro, ¿a Noé le vas a hablar ahora de la lluvia?

Lo primero con lo que nos vamos a encontrar es con una penalización por no operar de unos 25 dólares al mes. Esto hace al sujeto que se plantee, OJO, hacer un trade en real para evitar esa cuota. El resultado lo conocen sobradamente. Los datos nos han costado 1.000 dólares, los datos más caros de la historia. La única forma de no operar en real cuando aún no se tienen ni los conocimientos, ni las habilidades, ni los hábitos necesarios es directamente no tener cuenta real.

He recibido muchas muestras de gratitud durante estos años pero la más repetida es, sin duda: "Gracias por aconsejarme que cerrara la cuenta real y aprendiera en simulado."

Demuéstrense que no han venido al trading por dinero, sino a aprender a jugar bien. El dinero solo es consecuencia de esto. Simulen hasta que doblen su cuenta demo y quizás, y solo quizás, puedan hacer un papel digno en real.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión