• El selectivo español pierde un 2,62% este viernes hasta los 9.025,7 puntos
  • La política sigue siendo un foco de incertidumbre para los inversores
  • Los bancos del Ibex han publicado resultados esta semana, y BBVA y CaixaBank lastran al Ibex
  • Telefónica ha presentado sus cifras este viernes, y cae casi un 4%

El Ibex 35 avanza un 3,5% durante el mes de abril, aunque se deja un 2,24% en una semana cargada de referencias para el mercado. Los inversores han tenido que lidiar con la confirmación de que la incertidumbre política se alargará con otras elecciones generales, la temporada de resultados con los bancos del selectivo y Telefónica, y datos macro como el PIB de España y de Estados Unidos.

  • 7.162,00
  • 2,26%

El selectivo de la Bolsa de Madrid ha generado las pérdidas semanales casi íntegramente este viernes, día en el que pierde un 2,62% hasta los 9.025,7 puntos puntos, y cierra en los mínimos de la sesión. Las principales bolsas europeas se dejan en torno a un 2% de media, mientras que Wall Street se mueve con retrocesos cercanos al 1%, pese al impulso de Amazon, que se dispara un 9% tras presentar resultados.

Lea también: Las tecnológicas frenan a Wall Street que cierra mixto en abril

La jornada vuelve a estar marcada por la temporada de resultados. Telefónica cae un 4,25% tras reportar un beneficio de 776 millones de euros, en línea con las expectativas con un desplome del 57% anual explicada principalmente por la evolución de los diferentes tipos de cambio. Las divisas también han perjudicado las cuentas de los dos grandes bancos españoles, aunque han tenido un desempeño muy diferente.

Lea también: Álvarez-Pallete reitera su compromiso de abonar un dividendo de 0,75 euros por acción en 2016

El beneficio de Santander cae un 5% hasta 1.633 millones, pero bate las previsiones, que estaban en 1.500 millones. El valor cae un 1,25% en las últimas tres sesiones. En la de este viernes, se ha conocido además el acuerdo entre la entidad y los sindicatos para el ajuste de 1.380 trabajadores. Muy diferente es el caso de BBVA, cuyas ganancias se redujeron un 53,8%, quedaron con una cifra de 709 millones de euros levemente por debajo de lo esperado, y las acciones se desploman un 11,23% en los dos últimos días de la semana.

El sector bancario dejó de ser buena opción bursátil desde hace más de un año. El caballo ganador ha sido Aena en esta semana de resultados

Este viernes, además, 'se han confesado' Bankia y Popular, con aumentos del beneficio de un 2,1% y del 2,6% respectivamente hasta 237 millones y 94 millones de euros. "El sector bancario dejó de ser buena opción bursátil desde hace más de un año", opina Jaime Díez, analista de XTB, que recuerda que la parte positiva de la semana de resultados ha sido Aena, que "es el caballo ganador de los inversores nacionales máxime tras la correcta evolución de sus resultados". El gestor aeroportuario dispara su beneficio un 140% hasta 29,2 millones de euros y supera las previsiones con el tráfico aéreo, con un crecimiento en la red e aeropuertos del 14,4% hasta los 45,5 millones de pasajeros entre enero y marzo.

Y más allá de los bancos, el peor valor del Ibex ha sido IAG, que se desploma un 5,3%. La matriz de Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus ha disparado su beneficio del primer trimestre hasta 168 millones de euros desde los 25 millones ganados en el primer trimestre de 2015. Sin embargo, advierte de los efectos en el volumen de tráfico aéreo tras los atentados de Bruselas.

Entre las citas empresariales no podemos olvidarnos de la vuelta al parqué de Telepizza y Parques Reunidos, y del debut de Dominion. En el caso de Telepizza, se desploma un 20% en tres sesiones, tras debutar el miércoles, mismo día que Dominion, que acumula un alza del 0,3%. Parques Reunidos ha regresado a la bolsa este viernes, y cae un 4,84%.

Lea también: En directo | Resultados empresariales del primer trimestre de 2016 en Estados Unidos y España

PARÓN POLÍTICO

El Rey Felipe VI finalizó el martes su tercera ronda de consultas a partidos políticos y, tras más de cuatro meses de incertidumbre política y con un Gobierno de funciones, se ha confirmado la noticia de que nos vamos a nuevas elecciones, que se espera que se celebren el próximo 26 de junio.

Lea también: En directo | Fracaso en las negociaciones: disolución de las Cortes y convocatoria de las nuevas elecciones

En este sentido, hay que destacar que "las cifras de PIB del primer trimestre han mostrado cierta ralentización de la economía pero han superado expectativas", señala Victoria Torre, de Self Bank. La economía española creció a un ritmo del 3,4% "mostrando cierta inercia a pesar del clima político", agrega Torre.

En Estados Unidos también se ha publicado el dato de crecimiento de los tres primeros meses del año, con una expansión trimestral del PIB del 0,5%, dos décimas por debajo de lo esperado por los analistas, y lejos del 1,4% registrado en el último trimestre de 2015. Además, este viernes hemos conocido el dato de PMI de Chicago, que mide las condiciones de negocio de tres estados importantes en la primera economía mundial como son Illinois, Indiana y Michigan, y que es una de las referencias de la salud económica de Estados Unidos, se ha situado levemente por encima de los 50 puntos, que marcan la contracción o la expansión de la actividad.

En concreto, el dato se sitúa en 50,4 puntos, frente a la cifra prevista de 52,8 por los analistas, mientras que el resultado del mes anterior fue de 53,6. Wall Street ha aumentado sus pérdidas después de conocerse el dato, y cotiza con caídas en torno al medio punto frente a los retrocesos en torno al 0,1% con los que ha abierto la bolsa neoyorquina.

BANCOS CENTRALES

En la última semana de abril, por si el impasse político y la temporada de resultados no fueran suficientes referencias para los inversores, también ha habido reunión de la Reserva Federal (Fed) y del Banco de Japón. La Fed mantuvo los tipos sin cambios este miércoles, en el rango entre 0,25% y 0,5% en el que están fijados desde diciembre, tras la primera subida en casi una década. El banco central constató que la economía se desacelera pero que el mercado laboral sigue recuperándose, mientras que la inflación está aún lejos del objetivo del 2%.

Asimismo, reitera que la normalización del precio del dinero dependerá de la evolución macroeconómica. Así, no hubo pistas sobre lo que puede hacer en su próxima reunión, aunque "aumenta la posibilidad de una subida de tipos en junio o julio", señala José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. "Resta importancia a la debilidad económica considerando la fortaleza del mercado de trabajo. Además, elimina la reflexión sobre la dificultad del contexto internacional como un riesgo para las perspectivas", añade.

Por su parte, el Banco de Japón también ha dejado constante su política monetaria, a pesar de que su gobernador, Haruhiko Kuroda, había asegurado en las últimas semanas que el banco central estaba preparado para nuevos estímulos.

ANÁLISIS TÉCNICO

Dentro de los grandes blue chips que se han confesado esta semana ante el mercado cabe destacar el claro deterioro técnico de BBVA y de Telefónica

"Finalmente nuestro Ibex 35 no ha sido capaz de atacar la importante resistencia de los 9.545 puntos (hueco bajista semanal y mensual con el que comenzamos el año)", señala José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía. "Es cierto que en las dos semanas anteriores y desde los mínimos de principios de abril el Ibex 35, al igual que el resto de plazas europeas, nuestro selectivo ha llegado a revalorizarse en torno al 12%. Lo que quiere decir que las caídas desde los máximos de este miércoles (9.360) encajan, a priori, dentro de lo normal", agrega.

De hecho, prosigue el experto, "si tomamos el último impulso alcista, el que llevó al índice desde los 8.256 hasta los 9.360 puntos, un ajuste del 38,2% acercaría al precio hacia los 8.940 puntos mientras que una corrección del 50% le proyectaría hacia los 8.800 puntos. Dentro de los grandes blue chips que se han confesado esta semana ante el mercado cabe destacar el claro deterioro técnico de BBVA y de Telefónica".

"Mientras tanto y a pesar de las importantes caídas de este viernes en los títulos de Banco Santander (en línea con el sector de nuestros bancos) podemos decir que éste está siendo capaz de mantener el tipo", indica Rodríguez. "Así pues, se podría decir que el cierre de la vela semanal no invita precisamente al optimismo de cara a la próxima semana. Hemos fallado en el intento de cerrar el hueco bajista de los 9.545 puntos y por lo tanto podríamos pagar las consecuencias de ello en las próximas sesiones", concluye el analista.

Lea además:

El Euríbor cierra abril en -0,01% y suma tres meses en negativo: así se protege la banca

En directo | El Gobierno establece nuevos objetivos de déficit dentro del Programa de Estabilidad

Bankia admite que la incertidumbre política frena su privatización

Vídeo | Amancio Ortega se emociona por la sorpresa de los trabajadores de Inditex

Google quiere comprar Telegram por 1.000 millones de dólares

contador