Fondo monetario internacional

Aviso del Fondo Monetario Internacional (FMI) a China en plena guerra comercial con Estados Unidos. Los riesgos para su crecimiento económico "se inclinan a la baja".

"Después de la desaceleración en 2018, que refleja el fortalecimiento de la regulación financiera y la disminución de la demanda externa, el crecimiento se estabilizó a principios de 2019", ha comentado el organismo en un informe recién publicado este viernes tras el cierre de Wall Street.

"El desapalancamiento financiero y la reducción de la interconexión entre bancos y no bancos han ayudado a contener la acumulación de riesgos financieros, pero las vulnerabilidades siguen siendo elevadas. Y el progreso en el reequilibrio es mixto. Si bien se espera una desaceleración moderada en 2019, la incertidumbre en torno a las tensiones comerciales sigue siendo alta y los riesgos se inclinan a la baja", ha añadido el FMI.

Desde el organismo monetario, también han pedido a China que haga reformas y reduzca el peso del Estado en la economía. "Se necesita un amplio conjunto de reformas para impulsar la productividad y la convergencia de ingresos a más largo plazo", según el FMI.

La institución también ha remarcado la "necesidad de aumentar el papel del mercado y reducir el dominio del sector público en muchas industrias, garantizando una competencia leal, acelerando la apertura al sector privado e intensificando la reforma de las empresas estatales".

En relación a la guerra de divisas que mantienen ambas potencias, el FMI también ha destacado "la necesidad de continuar modernizando los marcos de políticas, incluso moviéndose a un marco de política monetaria más basado en los precios".

Noticias relacionadas