cb suiza mercado bolsa sh1

El partido de ultraderecha Partido Popular de Suiza (SVP) se ha impuesto en las elecciones legislativas celebradas este domingo en el país alpino con un 25,8% de votos, 3,6 puntos menos que hace cuatro años, según el recuento oficial, aunque los comicios han estado marcados por el ascenso de formaciones ecologistas.

Tras el SPV se sitúan de nuevo el Partido Socialdemócrata de Suiza (SP) con un 16,6% de votos (2,2 puntos menos) y Los Liberales (FDP: 15,3%, 1,1 puntos menos). Por detrás están Los Verdes, que suben 5,9 puntos hasta el 13%, y el Partido Cristianodemócrata Popular de Suiza (CVP, 11,4%, 0,2 puntos menos), así como el Partido Liberal Verde de Suiza (GLP, 7,9, 3,3 puntos más).

Así, el SVP controlará 54 de los 200 asientos del Parlamento (11 menos); el SP tendrá 38 escaños (5 menos) y el FDP se queda en 29 (4 menos). Por detrás están Los Verdes (28 representantes), el CVP (25 diputados) y el GLP (16 actas). El Partido del Pueblo Protestante de Suiza ha logrado tres escaños; el Partido Democrático Conservador de Suiza (BDP), otros tres; dos diputados son independientes y Liga y el comunista Partido Laborista de Suiza han logrado un representante cada uno.

Estos resultados suponen un ligero viraje a la izquierda tras unas elecciones marcadas por el récord de candidatos, más de 4.600, y por que también hay récord de mujeres que se han presentado, casi 1.900. Así las cosas, los ecologistas podrían optar a uno de los siete asientos del Gobierno, el Consejo Federal de Suiza, controlado desde 1959 por el SVP, el SP, el FDP y el CVP. La incógnita es si Los Verdes --de izquierda-- podrán ponerse de acuerdo en un candidato común con el GLP, una formación de marcado carácter liberal.

"Claramente hemos superado nuestras expectativas", ha destacado la vicepresidenta de Los Verdes, Lisa Mazzone, en declaraciones a RTS. "Estamos muy contentos porque la movilización que hemos logrado en las calles se ha traducido en votos. Va a ser un resultado histórico", ha destacado.

El senador del SVP Oscar Freysinger ha reconocido que "sabíamos que íbamos a bajar, pero lo importante es que antes de salvar el planeta tenemos que salvar la soberanía suiza".

Noticias relacionadas