Sánchez no tira la toalla: "Hay que volver al punto de inicio y explorar otros caminos"

Hablará con los líderes del resto de formaciones para "entre todos" desbloquear la situación

Bolsamanía
Europa Press | 25 jul, 2019 21:25 - Actualizado: 22:33
ep presientegbiernofunciones pedro sanchez asalidacongresolos diputadosno salir investidola segunda votacionsu candidaturala presidenciagobierno
El presiente del Gbierno en funciones, Pedro Sánchez, a la salida del Congreso de los Diputados tras no salir investido en la segunda votación de su candidatura a la Presidencia del Gobierno.Jesús Hellín - Europa Press

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que ha fracasado este jueves en su empeño de ser investido como jefe del Ejecutivo, ha asegurado que no tira la toalla y pero que "hay que volver al punto de inicio y explorar otros caminos", y para eso llamará a los líderes tanto de Unidos Podemos como del PP y Ciudadanos, para que "entre todos" contribuyan a desbloquear la situación.

En una entrevista en Telecinco, Sánchez ha dicho que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, "se ha equivocado tremendamente" al no aceptar la oferta de gobierno de coalición que le plantearon los socialistas y que "está empezando a ser consciente del error que ha cometido y el callejón sin salida al que ha llevado a su organización".

El líder socialista, que ya había advertido a Unidas Podemos que la oferta de gobierno de coalición caducaba este jueves con la votación de investidura, ha evitado centrarse en Podemos y ha vuelto a depositar la responsabilidad de desbloquear la situación en los cuatro grandes partidos.

"Para ese acuerdo -el que a su juicio quieren los ciudadanos- tenemos que explorar distintas vías. Nosotros hemos explorado una, es verdad que ha llegado a un callejón sin salida, pero no significa que sea el final del viaje, que nos veamos abocados una repetición electoral, hay que volver al punto de inicio y explorar otros caminos", ha dicho.

Y, acto seguido, ha invitado a Podemos, Ciudadanos y PP a reflexionar, "dejar de lado cuanto antes los intereses partidarios" y "entre todos" contribuir cuanto antes a que España tenga gobierno. Según ha dicho, se siente "frustrado en el ámbito personal" y decepcionado porque es "la segunda vez" que Iglesias le impide formar gobierno, pero que en el ámbito político no puede permitirse frustración. También ha dicho entender el hastío de los ciudadanos, así que ha asegurado que él trabajará para conseguir formar gobierno "cuanto antes".

Con todo, cree que los otros tres grandes partidos también tienen responsabilidad para "encontrar otros caminos", y se ha preguntado qué pretenden no apoyando la formación de un Gobierno, si acaso quieren ir a elecciones. A Casado y Rivera, les ha preguntado qué alternativa ofrecen y les ha dicho que, mientras se dicen "constitucionalistas que quieren contribuir a la estabilidad" lo que están haciendo es "desestabilizar el Estado" por la vía de no permitir que se ponga en marcha el Gobierno. De hecho, cree que hoy se ha vivido en el Congreso "una gran paradoja".

VE A CIUDADANOS EN "CRISIS EXISTENCIAL"

De Ciudadanos, ha opinado que el partido está "sufriendo una crisis existencial de lo que ha representado su proyecto político", en principio centrista y ahora solo "con el intermitente de la derecha". Y ha reconocido que su relación con Rivera es "inexistente" porque éste no quiere reunirse con él cuando le llama.

En cuanto a la oferta de pactos de Estado que este mismo jueves le ha recordado Pablo Casado, ha dicho que está dispuesto a estudiarlos y a llegar a acuerdos, pero una vez que esté constituido el gobierno. "No le pido que me aplauda y me apoye, sino que facilite el Gobierno, ha insistido.

IGLESIAS QUERÍA "UN GOBIERNO PARALELO" PARA "RECRIMINARLE"

Sánchez dice haber recibido "con incredulidad" la oferta de último minuto que le ha hecho Iglesias desde la tribuna del Congreso. A su juicio, las posiciones de Podemos demuestran que Iglesias valoró "muy seriamente tener un gobierno paralelo dentro del Gobierno" y eso es algo que ni España ni él como presidente se pueden permitir, porque el Gobierno tiene que estar "cohesionado" y no tener dentro otro gobierno que le esté "permanentemente recriminando".

Aunque ha dicho desconocer sus razones, le ha dicho a Iglesias que "parte de un error de principio", porque para derogar la reforma laboral o el SMI no se necesitan ministros de Podemos, porque el Gobierno es un órgano colegiada y las decisiones se toman de manera corresponsable.

"En un gobierno de coalición no serían ministros de Podemos o del PSOE, sino del Gobierno de España", ha resumido. Así, ha insistido en que la oferta de PSOE a Podemos era "respetuosa y generosa", pero ha reconocido que "no ha funcionado". A su juicio, lo que se ha vivido en el Congreso ha sido "una gran paradoja".

Así, ha expresado "confianza" en que los cuatro grandes partidos puedan anteponer el "interés general" y desbloquear. Según ha dicho, él quiere hacer un gobierno que no dependa de los independentistas eso "exigirá entenderse con Podemos en políticas" donde ambos partidos puedan coincidir pero también que PP y Ciudadanos "pongan de su parte".

Por último, preguntado si contaría con la ex alcaldesa de Madrid Manuela Carmena como ministra para su gobierno, ha dicho que nunca lo ha hablado con ella pero que "reúne el perfil adecuado" para estar en el gobierno, así que no lo descarta, como tampoco ha descartado nunca tener a "independendientes de reconocido prestigio".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión