ep i-d el director de marketing de seat victor sarasola el vicepresidente ejecutivo de anfac mario
(I-D) El director de Marketing de Seat, Víctor Sarasola; el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero; el moderador del acto y presidente del Club de Automoción Esade Alumni, Joan M. Malagelada; el presidente de FACONAUTO, Gerardo Pérez y el presideDavid Zorrakino - Europa Press

Reclaman agilizar la instalación de los puntos de recarga públicos y su interoperabilidad

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

Los fabricantes del automóvil han reclamado este miércoles al Estado planes nacionales que impulsen políticas homogéneas para no aumentar la "confusión" del cliente, y han subrayado la necesidad de agilizar la instalación de los puntos de recarga públicos, así como su interoperabilidad.

Así se extrae de la mesa redonda que representantes del sector han mantenido durante el foro de la automoción 'Automobile Talks', que bajo el título 'Presente y futuro del Automóvil. Las verdades de la automoción, hoy' tiene lugar este miércoles en el Palau de Congressos de Fira de Barcelona, y en el que se ha situado renovar el parque como la mejor medida para empezar a afrontar todos los retos del sector.

La mesa estaba conformada por el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez; el director de Márketing de Seat, Víctor Sarasola; el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, y el presidente Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello.

Armero ha pedido cohesión nacional y unidad de mercado en las medidas estatales para abordar la transformación del sector: "No puede ser que haya diferentes leyes de cambios climáticos".

Algo que ha suscrito Francisco Pérez, que ha puesto encima de la mesa tener un IVA reducido en el vehículo eléctrico, y también ha pedido unidad de mercado en los planes de la calidad de aire: "Debería haber una ley estatal de la calidad de aire con diferentes niveles o tiempos de aplicación de restricciones según la zona".

PUNTOS DE RECARGA

Pérez, que ha reconocido "la excelente labor" del Gobierno por la eliminación de la figura del gestor de cargas, ha reclamado agilizar la instalación de puntos de recarga porque hay miles de puntos que están atascados a la espera que llegue la autorización pertinente, en sus palabras.

En este sentido, Armero se ha declarado preocupado por el estado actual de los puntos de carga y ha ironizado: "La última visión que hemos visto es que un paisano cogió un coche en Madrid y se fue a Cádiz y tardó 25 horas. Ésa es la realidad".

Para resolverlo, ha apostado por una combinación entre administración y empresas energéticas, y ha destacado la necesidad de la interoperabilidad de los puntos de recarga, ante el 60% de fiabilidad que existe actualmente para encontrar un punto de recarga que funcione.

ESFUERZO ADICIONAL

Por su parte, Gerardo Pérez ha destacado que todos los actores del sector coinciden en que la antigüedad del parque público es el problema, pero que éste no se soluciona: "El gran drama en España es que se venden los mismos coches nuevos que con más de 10 años".

Pérez también ha insistido en que las administraciones tienen que aclarar la neutralidad tecnológica, mientras que los fabricantes deben hacer esfuerzos para reducir emisiones, y los concesionarios asesorar al cliente sobre las informaciones que mejor le sirven.

Armero, en este sentido, también ha pedido neutralidad tecnológica, pero acompañada de un plan firme de apoyo al vehículo y a la electromovilidad: "Hay que hacer un esfuerzo adicional, creemos que el esfuerzo español es insuficiente. Tenemos que hacer una iniciativa potente para que en España se pueda implementar el vehículo eléctrico".

El presidente Volkswagen Group España ha añadido al respecto que del mismo modo que hubo un 'boom' del diésel porque gastaba poco, algo muy parecido pasará con el coche eléctrico, porque un cliente puede conducir 10.000 kilómetros con 50 euros, según él: "Cuando esto empiece a calar y a fluir el boca a boca, esto provocará un cambio muy rápido en las tendencias de consumo".

Por su parte, Sarasola se ha mostrado optimista con el comportamiento en el mercado de los vehículos eléctricos porque está convencido de las bondades del producto, ya que hay una demanda latente importante, aunque por ahora ha recomendado al consumidor que antes de comprar un coche nuevo analice cada tecnología y sepa para qué se usa.