ep logo de caixabank en la antigua sede de bankia
Logo de Caixabank en la antigua sede de Bankia.Rober Solsona - Europa Press
2,69€
  • 0,03€
  • 0,94%

Credit Suisse considera que la exposición concentrada en la zona euro de CaixaBank supone un riesgo para el negocio de la entidad, aunque valora positivamente los planes de reducción de costes que se saldarán con el despido de 8.291 personas, e incluso anticipa sinergias superiores a las avanzadas tras la fusión con Bankia.

Así, la firma advierte de que una nueva desaceleración en la recuperación económica europea podría deteriorar aún más la generación de ingresos de CaixaBank. No obstante, también recalcan que el recorte de casi 8.300 empleos y el cierre de 1.534 sucursales facilitarían que no se hundiese la entidad en esta coyuntura hipotética.

En cualquier caso, Credit Suisse ha decidido adoptar una postura más cauta sobre CaixaBank, previo a la presentación de resultados que se producirá el próximo 6 de mayo y que incluirá por primera vez a Bankia.

De tal forma que ha reducido la perspectiva que tenía sobre la entidad desde sobreponderar, hasta neutral, aunque ha mantenido el precio objetivo en 2,7 euros por acción.

En términos de ingresos por intereses, la banca se enfrenta fundamentalmente a tres desafíos: el exceso de liquidez en medio de una demanda de crédito moderada, al bajo nivel en el que se encuentra el Euríbor y a la presión continua que se observa sobre los rendimientos de los préstamos en todos los segmentos.

En esta línea, asegura que el mercado está siendo "demasiado optimista" sobre las estimaciones de ingresos por intereses, añadiendo que en su caso prefiere ser más "cauto" y anticipar una mayor presión sobre esta variable.

Noticias relacionadas

contador