Citi mantiene su objetivo para el S&P 500 pero prevé menos beneficios

El banco fija en 2.850 puntos el cierre del índice en 2019

Cristina Hidalgo
Bolsamania | 07 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 10:08
dos-traders-wall-street-mirando-pantallas-cotizacion-bolsa

A Citigroup le preocupa que la guerra comercial entre Estados Unidos y China se alargue lo suficiente como para afectar a las cuentas de las empresas estadounidenses. Y en este sentido, opta por reducir su pronóstico para las compañías del S&P 500 este año hasta los 166,20 dólares por acción, aunque mantiene el objetivo de 2.850 puntos del índice para cerrar el año.

Los índices de todo el mundo han vivido varias jornadas de caídas después de que Donald Trump decidiera imponer nuevos aranceles del 10% sobre exportaciones chinas por valor de 300.000 millones de dólares y de que ese país reaccionara devaluando el yuan hasta niveles de 2008. Este martes, el S&P 500 rebotaba rompiendo con una caída de seis días, en la que ya es la racha más larga de pérdidas desde octubre.

Los analistas de Citi temen que el conflicto se alargue lo suficiente como para influir en los beneficios de las empresas estadounidense y consideran que cada vez hay menos probabilidades de "una resolución a corto plazo".

En este sentido, no ven potencial de subida pero tampoco de caída para el S&P 500 en la recta final del año, por lo que mantienen su precio objetivo en 2.850 puntos, desde los 2.870 en los que está ahora. La razón es que la inflación se mantendrá moderada, lo que “hace que las acciones sean atractivas”.

Esta ausencia de inflación permitió que la Reserva Federal redujera la semana pasada los tipos de interés por primera vez en una década, y se espera que siga bajándolos durante el resto del año.

A su juicio, las caídas de los últimos días tras la reunión de la Fed y el cambio de rumbo en la política comercial "podría obligar a la Casa Blanca a reducir la retórica proteccionista y buscar algún tipo de posición de compromiso".

Y todo, porque Donald Trump ha considerado el S&P 500 "como un indicador clave de su administración económica", y por lo tanto, debería reaccionar a la caída del precio de las acciones.

Desde Citi apuntan a que "la rápida escalada" de la guerra comercial del presidente Trump con China “sugiere" la probabilidad de que la batalla se prolongue hasta las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el próximo año.

Y en este sentido, destacan que la incertidumbre prolongada en el tiempo “nublará las ganancias” de las acciones. El impacto de una "ralentización económica", las amenazas de la guerra comercial y la posible devaluación de la moneda afectarán en las ganancias del segundo semestre de 2019. Así, reducen su pronóstico en 3,80 dólares por acción hasta dejarlo en 166,20.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión