Forenses y médicos declaran en el juicio del niño Gabriel este lunes

La vista oral con jurado popular contra Ana Julia Quezada continúa

Bolsamanía
Bolsamania | 16 sep, 2019 10:13
ep ana julia quezada dialoga con sus abogados antes del inicio de la vista
Ana Julia Quezada dialoga con sus abogados antes del inicio de la vistaRAFAEL GONZÁLEZ-EUROPA PRESS

El juicio contra Ana Julia Quezada continúa. La única acusada del asesinato de Gabriel Cruz asiste hoy a la declaración a puerta cerrada de cuatro médicos forenses y ocho facultativos del Instituto Nacional de Toxicología. Este lunes se presentará además una pericial médica elaborada a instancia de los abogados del padre del difunto niño.

La defensa de Ana Julia Quezada rechazó este viernes la posibilidad de que su patrocinada limpiara la finca de Rodalquilar en la que tuvo lugar el crimen del niño Gabriel Cruz durante el tiempo en el que permaneció allí, entre las 15,45 y las 19,04 horas, según el informe de antenas derivado de su teléfono, al considerar que dichas hipótesis "no están corroboradas ni probadas" más allá de que se encontrara únicamente "una gota" de sangre en una de las puertas de acceso a la vivienda.

En declaraciones a los periodistas tras su salida de la Audiencia Provincial de Almería, el letrado Esteban Hernández Thiel, ha insistido en que el informe sobre los movimientos y usos de su teléfono móvil "coincide con el relato que ella hizo", de forma que estuvo en la finca hasta que recibió una llamada del padre de Gabriel Cruz, en la que le requería ante la desaparición del menor.

"No hay nada de ADN, la fregona no se utilizó, el cubo no se utilizó", ha insistido la defensa, para quien durante el tiempo que media entre la muerte del menor y la salida de Quezada de la finca "se podría haber limpiado como podrían haber venido los extraterrestres".

Sin embargo, el letrado de la acusación particular, que mantiene que la acusada arrebató la vida a Gabriel con "premeditación", "alevosía" y "ensañamiento" ha incidido en que "no es muy común llevar en el coche" un "cubo de fregona", según se encontró en el registro del vehículo el día del arresto de la acusada. "Tuvo en todo momento intención de matar al niño y buscó un sitio apropiado", ha dicho antes de subrayar que "tres horas y 18 minutos es mucho tiempo" y da "para muchas cosas".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión