Turquía lanza su operación militar contra los kurdos en el norte de Siria

El presidente Receo Tayyip Erdogan lo ha confirmado este miércoles

Bolsamanía
Bolsamania | 09 oct, 2019 17:13 - Actualizado: 17:38
erdogan-et-poutine-serieusement-preoccupes-par-jerusalem

Turquía ha iniciado este miércoles, bajo el nombre 'Operación primavera de la paz', la ofensiva militar en Siria contra las milicias kurdas, como ya había anunciado el presidente Recep Tayyip Erdogan tras la retirada del ejército estadounidense. El propio dirigente turco ha sido el encargado de anunciarlo a través de su cuenta de Twitter.

Erdogan, tras anunciar el inicio de la ofensiva, ha señalado que el objetivo de Turquía es "destruir el corredor del terror que está tratando de establecerse en nuestra frontera sur y traer paz a la región". De hecho, ha asegurado que con esta operación "eliminaremos la amenaza del terrorismo hacia nuestro país" porque, gracias a la zona segura que planea establecer (aspira a controlar una franja adyacente a la frontera siria de 32 kilómetros de ancho y 480 de largo, desde el Éufrates hasta Irak), "nos aseguraremos de que los refugiados sirios regresen a sus países". "Protegeremos la integridad territorial de Siria y liberaremos a las personas de la región de las garras del terrorismo", ha remarcado.

La incursión turca en el norte de Siria se produce menos de una semana después de que Trump hablase por teléfono con Erdogan para advertirle sobre la situación. Después de la llamada, la Casa Blanca anunció que "Turquía pronto avanzará con su operación planificada durante mucho tiempo en el norte de Siria", y señaló que las fuerzas estadounidenses se iban a retirar. Eso sí, Trump dejó muy claro al presidente turco que no apoyaba la incursión y que destruiría la economía del país si hacía algo "prohibido" en Siria. Es decir, si lanzaba ataques innecesarios.

BOMBARDEOS

El portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), Mustafa Bali, ha confirmado que los aviones turcos han comenzado a bombardear zonas civiles en el noreste de Siria, poco después de que el presidente Erdogan anunciase el comienzo de la ofensiva contra la región. Se trata de un grupo, respaldado por EEUU, con soldados mayoritariamente kurdos que luchan contra el Estado Islámico. "Aviones turcos han comenzado a llevar a cabo ataques aéreos contra zonas civiles. Hay un gran pánico entre la gente de la región", ha señalado Bali, portavoz de la alianza liderada por los kurdos, también a través de Twitter.

El Centro de Coordinación y Operaciones Militares de las FSD ha pedido a EEUU y la coalición "una zona de exclusión aérea para detener los ataques contra las personas inocentes". A la espera del movimiento que pueda hacer Trump en este sentido, en Estados Unidos los ánimos están bastante caldeados por la decisión del presidente de retirar a las tropas. Varios políticos han acusado al Gobierno estadounidense de abandonar a las fuerzas kurdas que ayudaron a luchar contra el ISIS.

Aunque Trump se ha justificado con sendos mensajes en Twitter, en los que defiende su decisión diciendo que "es hora de que salgamos de estas ridículas guerras sin fin, muchas de ellas tribales, y que traigamos a nuestros soldados a casa". "Lucharemos donde nos sea beneficioso, y solo lucharemos para ganar", ha dicho en los últimos días, remarcando también que "Turquía, Europa, Siria, Irán, Irak, Rusia y los kurdos tendrán ahora que resolver la situación y decidir qué es lo que quieren hacer con los combatientes ISIS capturados en su 'vecindario'".

Erdogan ha precisado que la operación se dirige tanto contra el grupo yihadista Estado Islámico como contra las milicias kurdosirias Unidades de Protección Popular (YPG), que dominan el noreste de Siria y que han recibido hasta esta semana el respaldo de Estados Unidos. Turquía considera terroristas a las YPG por sus vínculos con el grupo armado PKK, activo en suelo turco.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión