La confianza vuelve a Grecia: el bono en mínimos y la bolsa disparada

Los rendimientos de los bonos italianos suben y los griegos bajan

Cristina Hidalgo
Bolsamania | 02 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 09:32
Bolsa_atenas

La bolsa de valores de Atenas ha subido esta semana un 13,42% después de que el domingo, Grecia celebrara elecciones europeas, municipales y autonómicas. En los tres casos, Syriza sufrió una fuerte derrota que llevó a su líder, AlexisTsipras a anunciar un adelanto electoral probablemente para el próximo 30 de junio, cuando estaban previstas para octubre. Esta decisión ha animado al mercado de valores de la capital del país heleno al ver por fin una solución a la inestabilidad política. Mientras que la rentabilidad del bono griego a 10 años, alcanza mínimos.

Así, este mercado arrancó el lunes disparándose un 6%, cerrando su mejor sesión desde el 15 de febrero de 2016 (+7,4%). A ella le han acompañado otras tres sesiones en verde han llevado al Athens General Composite a revalorizarse un 13,42% en la semana. Amplia las subidas mensuales al 7,3% y las anuales al 35,37%.

El posible giro político en Grecia también se dejaba sentir esta semana en el mercado de deuda. La prima de riesgo griega ha llegado a bajar hasta los 320 puntos básicos y el rendimiento de los bonos a 10 años de este país ha llegado a perder el 3% este viernes. Cuando hace un año, este rendimiento se situaba en el 6,10%.

De manera que sólo supera en unos 40 puntos básicos al rendimiento de los bonos italianos. Grecia e Italia están viviendo ahora la situación contraria. Mientras Grecia se transforma en una historia de éxito inesperado, con los rendimientos de los bonos en mínimos históricos a principios de esta semana, Italia se convierte en el nuevo problema de Europa.

El país se dirige a un choque con la Comisión Europea una vez más a propósito de sus presupuestos, ya que la CE le ha dado a Italia hasta este viernes para explicar por qué no se están cumpliendo los objetivos de déficit. Mientras tanto, el viceprimer ministro y líder de la Liga italiana, Matteo Salvini, insinuó que está dispuesto a hacer estallar la coalición si no se aprueban sus planes de impuestos fijos, lo que indica que podría haber más incertidumbre por parte del frente político nacional.

"El índice transalpino (FTSE MIB) es, de entre las grandes bolsas europeas, el que más está corrigiendo desde los máximos de abril. Así, desde los altos de la sesión del 17 de abril el índice se ha dejado cerca del 10%" explica José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

Resumiendo, Italia ha perdido el doble que la media de sus vecinos europeos. Y el motivo no es otro que "el deterioro macroeconómico de nuestros vecinos italianos" por el pulso que está manteniendo con la CE ante su negativa.

Y donde mejor se refleja este nerviosismo "es en la rentabilidad de los bonos de Italia". Así por ejemplo, y para ponerlo en perspectiva, "la rentabilidad de nuestra deuda está muy cerca de los mínimos históricos alcanzados esta semana, ahora en los aprox. 0,77% vs. 2,65% de la deuda italiana. Y frente a la rentabilidad de la deuda de Grecia, en el 3,06%. O lo que es lo mismo, la rentabilidad de la deuda italiana es casi dos puntos porcentuales superior a la española y está a menos de un 0,4% de la del país heleno" explica el experto.

GRECIA: DEL CORRALITO A LA CONFIANZA

Ocho años y tres rescates después, la confianza vuelve a Grecia. En junio de 2015, incluso llegaba a haber un corralito que mantenía a los bancos de este país cerrados para limitar así la cantidad de efectivo que los ciudadanos podían retirar. Y todo esto, por las políticas promulgadas por el que era en ese momento ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis.

El economista, que formaba parte del gobierno de Tsipras, acabó dimitiendo en agosto justo un día después de que Grecia votara "no" en el referendo griego. Los griegos rechazaban entonces las condiciones de los acreedores para seguir recibiendo su asistencia financiera.

Ahora, tras las primeras elecciones europeas de los griegos tras el rescate financiero, Alexis Tsipras, líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) desde 2009 y primer ministro en Grecia desde 2015 ha anunciado un adelanto electoral. En su momento, ganó popularidad como el líder que desafío a la troika durante los momentos más duros de la crisis, pero ahora, este país quiere un cambio.

Syriza perdió el domingo casi nueve puntos porcentuales frente al principal partido de la oposición, el conservador Nueva Democracia. Los griegos quieren volver a la calma y la confianza ha vuelto a Grecia, tal y cómo han reflejado los mercados esta semana.

Ahora, el centro de atención en Europa, será Italia y en concreto Salvini y Di Maio, que han colocado a este gobierno al borde una crisis financiera. La advertencia de Bruselas era esperada desde hace días y auguraba un nuevo choque entre Bruselas y el Gobierno populista italiano de Matteo Salvini.

Intentando cumplir con este plazo, a última hora del viernes, Italia informaba a la CE de que podrá reducir el gasto en políticas de bienestar para el periodo 2020-2022. Así lo anunciaba el ministro de Economía, Giovanni Tria, en una carta a Bruselas.

Ahora, si estas explicaciones no convencen a Europa, este podría proponer la apertura de un procedimiento de infracción y una sanción de alrededor de 3.500 millones de euros. Italia podría convertirse en la nueva Grecia.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión