photo d illustration d archives de jetons representant les reseaux de crypto monnaies bitcoin ethereum dogecoin et ripple
70.043,435$
  • 1.273,307$
  • 1,85%

Las criptomonedas intentan recuperarse tras un martes muy complicado para los activos digitales. El bitcoin (BTC) se acerca a los 64.000 dólares tras llegar a caer hasta los 61.700 dólares en las últimas 24 horas, mientras que el ethereum (ETH) busca reconquistar los 3.100 dólares después de perder brevemente los 3.000 dólares a media tarde.

La situación es similar en el resto de 'altcoins'. Algunas como XRP, solana (SOL) o toncoin (TON) tratan de remontar el vuelo con subidas moderadas, mientras que otras como dogecoin (DOGE) o cardano (ADA) se tiñen de rojo. La mayoría de estos activos digitales acumula pérdidas de entre el 15% y el 25% en los últimos 7 días.

Se pueden buscar mil y una razones para ser optimista de cara al futuro, como el cercano 'halving' (reducción a la mitad de las recompensas por minado de bloque en la blockchain Bitcoin) pero la realidad es innegable: las criptomonedas están sufriendo más de lo esperado en un momento en el que nadie contemplaba que dieran estas muestras de debilidad. No obstante, era difícil prever con suficiente antelación que la escalada de tensión en Oriente Medio pudiera desembocar en un potencial conflicto entre dos potencias como Irán e Israel. Y es que los últimos acontecimientos también han tenido su efecto en los mercados tradicionales, aunque numerosos analistas piensen que su impacto en las economías occidentales sería muy limitado.

"A pesar de las buenas noticias, BTC todavía se enfrenta a algunos claros vientos en contra en la actualidad. La huida hacia los valores refugio han causado que el dólar rompa al alza, por lo que las perspectivas a corto plazo para un rally BTC parecen limitadas. Sin embargo, si los datos y los comentarios de la Reserva Federal (Fed) a lo largo de la semana provocan un retroceso en el USD, esto podría allanar el camino para un nuevo impulso al alza, siempre y cuando no veamos ninguna escalada entre Israel e Irán", opina James Harte, analista de TickMill Group.

Otros analistas son más negativos. Es el caso de Markus Thielen, fundador de 10x Research, quien cree que los activos de riesgo están "al borde de una significativa corrección" debido a la "inesperada y persistente inflación". Según este analista, que pronosticó el fondo del mercado bajista de 2022 y el reciente rally 'prehalving', con el mercado de bonos esperando menos de tres recortes de los tipos de interés, es posible que los activos de riesgo como las criptomonedas o los valores tecnológicos no vayan a tener un año tan bueno como se pensaba.

"Somos bajistas. La mayor parte de este rally del bitcoin en 2023 y 2024 está impulsado por las expectativas de que se recortarían los tipos de interés, y esta narrativa está siendo seriamente cuestionada ahora", sentencia Thielen, quien también destaca que los flujos de entrada en los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de BTC al contado se han frenado. En este sentido, Matteo Greco, analista de investigación de Fineqia, señala que los últimos flujos de entradas y salidas evidencian una "mayor cautela y recogida de beneficios" por parte de los inversores, a pesar de que los volúmenes de negociación sigan siendo elevados.

Por técnico, Harte destaca que la criptomoneda reina se mantiene dentro del rango de los 60.600-74.300 dólares en el que se viene moviendo en los últimos dos meses. "El soporte de los 64.540 dólares se mantiene, pero los alcistas necesitan ver una ruptura del nivel de 69.355 dólares para volver a centrarse en los máximos. Por encima, el objetivo alcista más importante es 81.940 dólares, y por debajo, 49.425 dólares", concluye.

Noticias relacionadas

contador