Una Fed "en equilibrio perfecto" no cambiará su 'paciente' política monetaria

Tras el gran cambio de enfoque monetario llevado a cabo en las dos sesiones anteriores

César Vidal
Bolsamania | 01 may, 2019 06:00
ep presidentela reserva federal fed de estados unidos jerome powell 20190320192903
El presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome PowellFED - Archivo

'Wait and see'. Esperar y ver. Eso es lo que hará la Reserva Federal de EEUU (Fed) en su tercera reunión del año, tras el gran cambio de enfoque monetario llevado a cabo en los dos primeros encuentros de 2019.

Desde enero, la 'paciencia' es el nuevo lema de la Fed, por lo que "no esperamos ningún cambio en su postura, ya que existe un tira y afloja entre el crecimiento y la inflación", afirma Gilles Seurat, gestor de multiactivos de La Française AM. "Además, las condiciones financieras se han suavizado desde la última reunión y, por lo tanto, creemos que la Fed optará por mantener el statu quo", añade.

Franck Dixmier, director global de renta fija de Allianz Global Investors, comenta que debido a la desaceleración de la economía estadounidense y a la baja inflación, espera que la Fed "confirme una pausa en su normalización de la política monetaria".

Además, dada esta ralentización controlada en la economía de EEUU y el impulso de los mercados de capitales (Wall Street ha vuelto a máximos históricos), "la Fed ha encontrado el equilibrio perfecto".

Según Dixmier, la Fed seguirá frenando las alzas de los tipos hasta 2020, una estrategia coherente, dada la situación económica en EEUU. Y aunque las actas de la última reunión mostraron preocupación por la baja inflación subyacente "nada parece justificar hoy un cambio de rumbo", ya que una bajada de los intereses exigiría "crecimiento por debajo del potencial, un mercado laboral menos dinámico y un fuerte endurecimiento de las condiciones monetarias podrían justificar una mayor flexibilización"

Para Gilles Seurat, el contexto desinflacionario plantea la cuestión de si la política de la Fed no es demasiado restrictiva, y seguramente será uno de los grandes asuntos de esta reunión.

Adrien Pichoud, economista jefe y gestor de carteras de SYZ AM, comenta que "la postura de la Fed es realmente neutral (sin ningún sesgo hacia una u otra dirección) y está lista para ajustarse en el sentido que haga falta". Por ello, los mercados ya han comenzado a anticipar que el próximo movimiento de los tipos será a la baja.

Desde el banco suizo Julius Baer, consideran un tanto engañoso el dato del PIB del primer trimestre, que mostró una subida del PIB del 3,2%, muy por encima de lo esperado. Porque la composición del crecimiento subyacente fue "decepcionantemente débil", debido a que el consumo y la inversión empresarial fueron más débiles, algo que contrastó con un "menor déficit comercial y el mayor nivel de inventarios desde 2015".

Estos expertos destacan que "sin comercio, inventarios y gasto del Gobierno local, la economía creció en términos anualizados solo un 1,3%, mucho menos que la expectativa del mercado de 1,8%". Por ello, su previsión es que el PIB del segundo trimestre se suavice hasta el 2%, antes de que la economía vuelva a crecer hacia el 3,2% a final de año. Así, no esperan que el fuerte crecimiento del primer trimestre altere la actual política de la Fed.

Por último, desde TD Securities consideran que "la Fed mantendrá todas sus opciones abiertas", ya que los riesgos para el crecimiento se han suavizado, pero al mismo tiempo las perspectivas para la inflación se han girado ligeramente a la baja, Así, "Powell señalará que siguen dispuestos a ajustar la política según sea necesario".

Por ello, observan "riesgos inclinados hacia un tono más moderado, ya que es probable que a Powell se le pregunte repetidamente sobre la posibilidad de recortes de tipos este año".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión