Bolsamania

El hijo de Michael Schumacher, nuevo piloto de Ferrari

Su padre estuvo defendiendo los colores del equipo italiano durante once gloriosas temporadas (de 1996 a 2006), un periodo dorado en e el que se alzó con la coronoca de campeón del mundo hasta en cinco ocasiones, entre los años 2000 y 2004). Ahora es el turno de su hijo, que aspira a hacer lo mismo. El padre no es otro que Michael Schumacher; el hijo, que por fuerza tiene que llevar genes de campeón, es una joven promesa llamada Mick Schumacher.

Mick empezó temporada compitiendo en la Fórmula 2 en las filas de Prema, y después del título europeo de F3 logrado el año pasado, se acaba de incorporar al equipo del Cavallino Rampante como miembro de la Academia Ferrari. Este es un club bien selecto donde por cierto también están otros continuadores de ilustres sagas de pilotos, como por ejemplo Guilano Alesi (hijo de Jean) y Enzo Fittipaldi (el nieto del legendario Emerson).

El nuevo jefe de la Scuderia, Mattia Binotto, no ocultó su emoción ante la prensa el día que anunciaba la llegada del piloto de 19 años a Ferrari: “Para alguien como yo, que conozco a Mick desde su nacimiento, darle la bienvenida a Ferrari es realmente conmovedor”.

Víctima de un accidente de esquí el 29 de diciembre de 2013, la salud del padre de Mick, el gran campeón Michael Schumacher con 91 victorias en la F1, sigue siendo un secreto cuidadosamente guardado por su familia. “Schumi” celebró su 50 cumpleaños a principios de enero.

Hay que recordar que otro miembro de la familia Schumacher también ha competido en la F1: Ralf, el hermano pequeño de Michael, disputó 180 Grandes Premios entre 1997 y 2007, cosechando seis victorias. Un registro bastante bueno que, por desgracia para él, siempre quedará eclipsado por la grandeza de su hermano mayor. Como puede verse, el listón familiar está muy alto para el joven Mick.

Fotos – La Gazzetta dello Sport