Bolsamania

La “B” voladora: así se fabrica la insignia de capó de Bentley (vídeo)

Los adornos del capó vuelven a estar de moda. Bentley ha revelado que el 97 % de sus clientes solicitan lucir la “B voladora” (Flying B) en el capó de sus modelos nuevos.

Este majestuoso ornamento se remonta a mediados de la década de los años 20 del siglo pasado. Desde entonces hasta hoy, ha pasado por muchos cambios. La última versión debutó en el Bentley Flying Spur, siendo la primera diseñada digitalmente. También la primera en ser retro-iluminada y en guardarse dentro del capó cuando se estaciona el vehículo.

Esta última versión de la B voladora fue creada por Hoe Young Hwang. Fabricada con molibdeno y acero inoxidable. Esta combinación le confiere una mayor resistencia a la corrosión. Más detalles, en este interesante vídeo:

La B voladora se fabrica mediante el proceso de fundición a la cera perdida. Es la técnica de inversión, usada para fabricar componentes que requieren tolerancias más estrictas y un mejor acabado superficial que el que se puede obtener con la fundición en arena.

Como explicó Bentley, la cera fundida se inyecta en un molde mientras que un núcleo soluble en agua ocupa la cavidad donde residirán las dos alas de cristal. El núcleo central de cerámica crea un pasaje dentro de la moldura de cera para el cableado de iluminación. A continuación, se retira el emblema de cera del troquel y se disuelve el núcleo soluble para crear una B voladora perfecta en forma de cera.

Después, la B voladora se recubre con múltiples capas de una fina solución cerámica que contiene sílice coloidal. Cuando se solidifican, la cera se funde en una cámara de vapor a presión para dejar un molde cerámico con una cavidad hueca con la forma de la insignia. Finalmente, la Flying B es pulida a mano.

Bentley dice que todo el proceso requiere unas once semanas. Eso incluye los trabajos de cableado e instalación de los LED.

Fotos y vídeo – Bentley