Bolsamania

Escándalo en China: usan cerdos vivos en pruebas de accidentes de automóvil

De nuevo tenemos que volver a una de nuestras secciones favoritas de este blog: “sólo en China”, aunque en esta ocasión con una noticia bastante desagradable (aviso: las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector).

Y es que en el país asiático se ha revelado que un grupo de investigadores han estado usando cerdos vivos en lugar de los famosos crash test dummies en las pruebas de simulaciones de choques de alta velocidad. Se ha sabido que al menos siete de ellos murieron durante estas pruebas. Cuando la noticia ha sido conocida fuera de China (país que no se distingue por su transparencia) fueron numerosas las organizaciones internacionales a favor de la protección de los animales que han acusado a estos investigadores de crueldad innecesaria.

Al parecer, quince cerdos vivos fueron sometidos a estas pruebas. Fueron atados a asientos y sillas de bebé para simular colisiones a altas velocidades. Como hemos dicho, siete de ellos no sobrevivieron, mientras que el resto acabó con toda clase de lesiones, desde heridas y fracturas hasta hematomas internos. Los pobres animales agonizaron unas horas más, pero finalmente fueron sacrificados.

Cierto es que los científicos llevaron a cabo autopsias meticulosas para descubrir cómo los cerdos fueron heridos. Hay que pensar en que su muerte no fue en vano, porque las conclusiones de este estudio derivarán en nuevos y más fiables sistemas de seguridad para las sillas de niño en los automóviles. Los investigadores justificaron el uso de cerdos vivos en que su anatomía era “similar” a la de los niños humanos.

Pero eso no convence a los indignados activistas de PETA, que en un comunicado denunciaron estas prácticas, tanto por su crueldad como por su inutilidad: “Los cerdos, naturalmente, no se sientan en los asientos del automóvil. Su anatomía también es muy diferente de la de los humanos, por lo que los datos obtenidos de estos horribles experimentos con animales no son aplicables a las víctimas de accidentes automovilísticos humanos (…) Las compañías de automóviles descubrieron hace años que este tipo de experimentos no tienen valor y no nos dicen nada sobre una experiencia humana en un accidente automovilístico”.

Es cierto que las compañías automovilísticas utilizaron animales vivos en pruebas de choque en el pasado, pero dejaron de practicarlo hace mucho tiempo. Ya en 1993 General Motors decidió abandonar estas prácticas. Parece ser que en China las cosas van más despacio.

Fotos – International Journal of Crashworthiness