Fiscalidad del ahorro en 2012 y 2013

La subida de impuestos de 2012 no se ha limitado a un aumento de los tramos de IRPF 2012. La nueva normativa aprobada por el Gobierno y que tendrá vigencia en Renta 2012 y Renta 2013 también incluye cambios en la fiscalidad del ahorro que se traducirán en un aumento de la presión impositiva. Es decir, pagaremos más dinero por nuestros ahorros e inversiones.

La primera medida de Mariano Rajoy nada más llegar al Gobierno fue aprobar una subida del IRPF en 2012 para tratar de cuadrar las cuentas públicas. A través del Real Decreto-ley 20/2011 se aprobó el retoque de las tablas de IRPF para 2012 en todos sus tramos, así como el incremento de la fiscalidad del ahorro, que en realidad abarca casi cualquier inversión que realicemos. En su momento ya hablamos de como esquivar la subida de IRPF de 2012, pero ante las preguntas de los usuarios vamos a ahondar un poco más en como funciona y como nos afecta la nueva fiscalidad del ahorro.

El real aumenta el tipo de interés que deberemos pagar sobre las rentas del ahorro y que se aplicará a la base liquidable del ahorro en el tramo estatal, que como explica Hacienda “será el resultado de disminuir la base imponible del ahorro en el remanente, si lo hubiere, de la reducción por las pensiones compensatorias y las anualidades por alimentos a personas distintas de los hijos, satisfechas por decisión judicial como consecuencia de no haberse podido reducir en su totalidad de la de la base imponible general. La base liquidable del ahorro no puede resultar negativa”. En un lenguaje más asequible, la base imponible del ahorro se compone por los rendimientos del ahorro, que son todos los obtenidos de la mayoría de productos financieros salvo los planes de pensiones, a los que hay que restar, si lo hubiera, de la reducción por pensiones compensatorias.

Aclarado este punto, podemos pasar a ver como queda la fiscalidad de las rentas del ahorro o, dicho de otra forma, la fiscalidad de los productos financieros, que serán los más afectados por el cambio. La siguiente tabla muestra el tipo de interés que deberemos pagar por nuestros ahorros.

Como ya aclaramos en el apartado de “La pregunta de la semana”, sólo pagaremos impuestos por los beneficios que generen nuestros ahorros. Dicho de otra forma, si hemos invertido 10.000 euros en un de pósito a un 4% y nos ha generado 400 euros, sólo pagaremos impuestos sobre esos 400 euros. Siguiendo las tabla anterior, habría que pagar un 21% ya que el capital se refiere al rendimiento y no al total invertiro.

¿Cuándo se aplica la subida de impuestos?

Esta es una de las dudas más habituales, pero el texto es muy claro, como también lo es el título del post: Fiscalidad del ahorro en 2012 y 2013. Es decir, que se aplicará en la renta 2012 y la renta 2013 que serán las que paguemos en los años 2013 y 2014. Y es que la declaración de la renta que haremos este año se refiere a la renta de 2011, que se rige por la anterior base.

También te puede interesar:

Imagen – Images_of_Money

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...