Para comprender cual es la utilidad de los warrants, hay que saber dos cosas: Un call warrant aumenta su valor cuando el subyacente aumenta;

Al contrario, un put warrant aumenta su valor cuando el subyacente baja.

Con warrants, el inversor puede cubrir su cartera ante una situación de inestabilidad del mercado, puede tomar posiciones especulativas tanto alcistas como bajistas ante una posible evolución de precios y también puede extraer liquidez del mercado manteniendo todo su potencial; es la denominada estrategia del Cash-Extraction.

COBERTURA DEL RIESGO DE UNA CARTERA

Los warrants son un instrumento ideal para cubrir cualquier riesgo de precios al transferir, con el mismo, el riesgo de pérdida al tiempo que se mantienen las posibilidades de beneficio ante una evolución positiva de los precios, puesto que el inversor dispone del derecho, pero no de la obligación, a ejecutar su opción.

La forma de cubrir el riesgo ante movimientos adversos del mercado de referencia es comprando call warrants cuando nuestro riesgo reside en movimientos alcistas del mercado, es decir, cuando tenemos una posición vendedora o bajista, o comprando put warrants cuando tenemos una posición compradora, es decir cuando corremos el riesgo de incurrir en pérdidas ante descensos de los precios de esa posición o del mercado de referencia.

Al realizar una cobertura debemos tener presente que lo que estamos adquiriendo es un "seguro" por el cual protegemos nuestra posición. Este seguro lo pagamos mediante la prima o precio del warrant.

Si deseamos cubrir una cartera de acciones ante una posible evolución negativa de precios, deberemos comprar put warrants, de forma que si el mercado efectivamente cae, con la cobertura recuperemos las pérdidas sufridas por la cartera.

Ahora bien, si el mercado sube, lo que perdemos con la cobertura (la prima pagada por la compra de put warrants) la recuperaremos con la cartera. Estamos por tanto inmunizando la cartera tanto al alza como a la baja.

Ejemplo: Tienes en cartera 1.000 acciones Bankinter que valen actualmente 60 ?, lo cual supone un valor de cartera de 60.000 ?.

Temes una fuerte caída de la acción. Después de haber realizado algunos cálculos, compras 10.000 warrants put Bankinter a 0.15 ?, es decir una inversión de 1.500 ?.

Después de una noticia desafortunada, la acción baja hasta 50 ?. Tu cartera no vale entonces más de 50.000 ?. Has perdido entonces 10.000 ?. Tus warrants put, aumentan en razón de la caída de Bankinter. Valen ahora 0.90 ?. Posees por tanto, 0.90 x 10.000 = 9.000 ? de warrants, es decir una ganancia neta de 9.000 - 1.500 = 7.500 ?.

Finalmente has perdido 10.000 - 7.500 = 2.500 ?. Esto puede parecerte mucho, pero hubieras perdido 10.000 ? si no te hubieras cubierto de una caída de Bankinter comprando warrants put.
ESPECULACIÓN CON WARRANTS

Otra de las estrategias que pueden realizarse con warrants, son las estrategias especulativas tanto al alza como a la baja. Los warrants disponen de un alto atractivo gracias al apalancamiento o elasticidad, por lo que el warrant experimenta variaciones muy superiores a las experimentadas por el activo subyacente.

Este mayor apalancamiento permite la especulación con warrants, puesto que movimientos de un 1% al alza representan un movimiento al alza de las call y un movimiento a la baja de las put, en el porcentaje representado por su elasticidad.

Obviamente la evolución de las demás sensibilidades, como la vega y la theta deben tenerse en cuenta.

Al realizar las distintas estrategias con warrants, y sabiendo que únicamente podemos comprar call o comprar put, se limitan las pérdidas a la inversión realizada, mientras que los beneficios potenciales son ilimitados.

La elasticidad sería el elemento básico ante la elección de un strike, subyacente y plazo determinado. Y ello sin olvidar la influencia que la volatilidad y el paso del tiempo pueden ejercer sobre nuestra posición.

Ejemplo: Supongamos que deseamos tomar una posición alcista sobre el IBEX 35 con warrants.

Si observamos los warrants entre los que podemos elegir, con un plazo de emisión de 1 año y paridad de 1.000/1, nos encontramos con las siguientes referencias y parámetros;
STRIKE PRECIO DELTA ELASTICIDAD THETA
Call 9.000 1,25 0,65 4,80 -0,0013
Call 10.000 0,79 0,54 5,10 -0,0010
Call 11.000 0,47 0,38 5,60 -0,0008
Call 12.000 0,27 0,25 6,30 -0,0006

¿Qué referencia debemos utilizar para llevar a cabo la estrategia mencionada?

Lo primero que debe hacer el inversor es fijarse sus objetivos del precio del IBEX 35, el nivel máximo de pérdidas dispuesto a asumir y el grado de apalancamiento que desea tomar. Así mismo, debe hacer una evaluación del tiempo que piensa mantener esa posición y analizar cuál será el impacto del efecto temporal.

Supongamos dos inversores con un perfil de riesgo distinto:

El inversor a) tiene un objetivo de precios en el IBEX 35 que se sitúa en el 10.000, es decir, un 5,26% por encima del nivel actual. Desea tomar una posición no muy apalancada, pues teme equivocarse, y su inversión la planea para un plazo máximo de 30 días. Compra el call warrant con strike 10.000.

El inversor b) tiene un mismo objetivo de precios, es decir, un alza del 5,26% por encima del nivel actual, pero desea tomar aquella posición que le reporte el máximo apalancamiento posible puesto que su horizonte temporal lo fija en un máximo de 5 días. Adquiere el call warrant con strike 12.000.

Supongamos que, efectivamente, el IBEX 35 sube un 5,26 y lo hace en 5 días. Suponemos volatilidad estable.

El inversor a) tiene el siguiente resultado: Variación por efecto Delta del precio del warrant= 5,26 (alza del IBEX 35) x 5,10 (apalancamiento)= 26,83%.

Sin embargo, debemos calcular el efecto del paso del tiempo= 5 días x 0,0010= -0,01 ?. El precio final del warrant para el inversor a) será de 0,99 ?, lo que supone una rentabilidad sobre el precio inicial del 25,32%.

El inversor b)tiene el siguiente resultado.

Variación por efecto delta del precio del warrant= 5,26% (alza del IBEX) x 6,30 (apalancamiento)= 33,14%.

El precio final para el inversor b) será de 0,36 ?, lo que supone una rentabilidad sobre el precio inicial del 33,14%.

En este caso, los dos inversores han visto como sus estrategias reportaban los resultados deseados, obteniendo los resultados en función del apalancamiento asumido. De igual forma, un descenso de precios hubiera reportado, de forma negativa, esas mismas rentabilidades por lo que es necesario que el inversor se fije un nivel máximo de pérdidas.

En los casos contemplados, y debido al corto plazo de la estrategia, el efecto temporal ha sido casi imperceptible para el inversor.

La incidencia del paso del tiempo debe ser, en cualquier caso, contemplada.
EL CASH-EXTRACTION

Una de las estrategias más interesantes que pueden llevarse a cabo es el llamado Cash-Extraction u obtención de liquidez del mercado.

La idea fundamental es ganar liquidez por el simple cambio de inversión en acciones por inversión en warrants.

Ello es posible gracias al apalancamiento o elasticidad de los warrants donde invirtiendo una cantidad pequeña se expone a un montante superior. La fórmula a aplicar para la realización de esta estrategia consiste en el cálculo de la posición equivalente en warrants que se calcula de la siguiente forma:

Posición equivalente= Número de títulos a adquirir x paridad del warrant.

Ejemplo: Supóngase un inversor con una posición en acciones de Tabacalera por valor de 6000 ? equivalentes a unas 333 acciones compradas a 18 ?. Este inversor teme una caída del mercado, pero mantiene una cierta expectativa de alzas en el precio. Él desearía obtener cierta liquidez por si se producen esas caidas y poder adquirir títulos de Tabacalera a precios inferiores.

¿Qué estrategia puede realizar para obtener liquidez?

Una de las posibilidades sería vender todos los títulos en mercado, pero si el inversor se equivoca y el título sube, habrá perdido su posición en las acciones y, por tanto, la oportunidad de obtener plusvalías.

La alternativa: realizar un Cash-Extraction

El inversor deberá vender sus acciones en mercado y convertir esa posición por warrants sobre Tabacalera con un precio de ejercicio lo más cercano posible al precio al que vendemos las acciones. Seleccionamos un call con precio de ejercicio de 18 ?. Paridad 2/1 y vencimiento en 2,5 años. Precio del warrant: 2,00 ?.

El cálculo a realizar sería el siguiente:

Inversión necesaria= 2,00 x 2 x 333= 1.332,00 ?

Puede verse como con una inversión de 1.332,00 ? se obtiene la misma exposición a la acción que con 6.000 ?, lo que significa que se obtiene un 78% de liquidez, manteniendo el resto de la posición en warrants.

Si Tabacalera sigue subiendo, gracias a la elasticidad, se obtendrán las mismas rentabilidades que con la acción. Si cae, se limitan las pérdidas y se dispone de liquidez para entrar en mercado, si interesa, a precios inferiores en un momento posterior.