Bolsamania

Toyota Setsuna: el eco-roadster eléctrico de madera

Sí, sí, de madera. Este singular concept car es una de las estrellas de la Semana del Diseño que se celebrará en la ciudad italiana de Milán entre el 12 y el 17 de abril de este año. Pero ojo, el Toyota Setsuna no es un mero objeto decorativo, sino de un coche de verdad.

El Setsuna (palabra que en japonés significa “Momento”) es un pequeño eco-roadster de dos plazas desarrollado en colaboración con la empresa Sumitomo Forestry, el gigante nipón del sector de la carpintería. Ellos han seleccionado los tipos de madera adecuados para cada uno de los elementos del chasis y la carrocería de este peculiar vehículo. Con vocación de kei car, mide sólo 3,03 metros de longitud, 1,48 metros de ancho y 0,97 metros de altura.

Como si de un mueble de Ikea se tratase, el coche será exhibido en Milán con 86 paneles desmontados que se ensamblan entre sí con las técnicas tradicionales japonesas, sin necesidad de usar clavos o tornillos. Los visitantes de la feria podrán presenciar en directo cómo se monta el coche ante sus ojos. El pequeño motor eléctrico que mueva este coche de madera contará con una autonomía limitada que no superará los 25 km y que permitirá alcanzar una velocidad máxima de 45 km/h.

El Toyota Setsuna no es sólo un ejercicio del estilo de la firma japonesa, sino una apuesta de calidad que puede parecer ridícula pero que ha sido acogida con gran interés y respeto en el país del sol naciente. La selección de maderas (abedul para la trama, cedro para los faldones, el olmo para el suelo, ciprés para el volante) ha sido pensada para durar muchos años, si los materiales se tratan de forma adecuada, asumiendo entre otras cosas un color determinado en función del uso que se le dé y el clima donde se utilice. Cada Toyota Setsuna se convertirá por tanto en un coche único.

Además de la madera, se recurre inevitablemente a algunos componentes de aluminio para las llantas, parte del volante y de los asientos que, además de su función estructural proporciona una agradable efecto de contraste cromático con el resto del coche.

Si te ha sorprendido el Toyota Setsuna, te interesará también el asombroso Volkswagen Beetle de madera que vimos aquí hace unos meses o el Splinter, el increíble superdeportivo de madera.

Fotos – Panorama Auto