Bolsamania

Stradale, el primer modelo de carretera de Dallara

Es posible que hayas oído hablar de la experiencia técnica del diseñador de chasis Dallara, proveedor habitual de los grandes equipos de competiciones de motor y habitual colaborador de los equipos de diseño de las grandes marcas. Pues bien, después de muchos años por fin se atreve a trabajar para sí mismo y presentar su primer proyecto: un deportivo que puede transformarse en coupé cuando sea necesario. El nombre de la idea: Dallara Stradale.

Stradale es un término italiano que podríamos traducir como “de calle” o “de carretera”. Y es que, como se puede inferir viendo las primeras imágenes, este modelo está concebido para rodar y presumir. Con una línea muy purista, donde apenas se aprecian las puertas, equipadas con un sistema de apertura de ala de gaviota, estamos sin duda ante uno de esos coches atractivos y elegantes que sólo los italianos saben hacer. El primer ejemplar ya ha sido entregado a su primer propietario, que no es otro que el fundador de la empresa, Giampaolo Dallara, un bonito regalo en su 81º cumpleaños.

El Dallara Stradale está impulsado por un motor turbo de 2.3 litros y cuatro cilindros que genera una potencia de 400 CV, asociado a una transmisión manual de seis marchas o, de manera opcional, a una caja de cambios robotizada.

El ligerísimo peso del Dallara Stradale (apenas 855 kilogramos) en su configuración básica, gracias al uso de la fibra de carbono y materiales compuestos, unido al poderoso motor, da como resultado unas cifras de rendimiento estelares: puede acelerar de 0 a 100 km/h en solamente 3,25 segundos y poner el velocímetro a 280 km/h.

De momento sólo se ha previsto la producción de 600 unidades que serán comercializadas a lo largo de cinco años. El precio base del Dallara Stradale con la configuración estándar es de 155.000 euros, que se encarece dependiendo los extras opcionales que se desee añadir: 16.600 euros extra por el parabrisas con marco de fibra de carbono ó 7.700 euros por techo targa, por ejemplo.

Fotos – Dallara