Bolsamania

¿Podría ser este el final de Volkswagen?

Más allá del daño en la imagen de Volkswagen a raíz del escándalo del fraude en las pruebas de emisiones están las consecuencias económicas más inmediatas: las acciones en bolsa de la compañía siguen en caída libre, y los inversores parecen haber dado la espalda a la firma tras saberse que han estado siendo engañados desde el año 2008. ¿Podría ser este el fin de la marca alemana?

La repercusión del escándalo podría ir más allá. De hecho, es casi seguro que irá más allá. Volkswagen ha destinado ya cerca de ocho mil millones de euros para hacer frente a las sanciones derivadas del escándalo. Una cantidad astronómica que sin embargo podría ser insuficiente. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) dice por ejemplo que la multa a Volkswagen podrían ser finalmente más del doble de lo que se está hablando.

11 millones de vehículos afectados

La marca Volkswagen, y por extensión todo el grupo empresarial, está atrapada en una crisis moral sin precedentes. En un desesperado intento de calmar los temores de los inversores y recuperar parte de la confianza perdida, el director general de la compañía, Martin Winterkorn, presentó su dimisión aun afirmando que no tenía ninguna responsabilidad personal en el fraude. Parece que su gesto tampoco ha resuelto el problema.

Estos días Volkswagen ha informado en un angustioso comunicado que hay 11 millones de vehículos en todo el mundo con “truco” en su software de control de emisiones. Las multas antes mencionadas se refieren solo a Estados Unidos, por lo que se podrían generar nuevas y multimillonarias sanciones que dejarían pequeñas todas las cifras barajadas hasta el momento.

Da miedo pensar en lo que le podría suceder a esta empresa, que era la segunda mayor compañía de automoción del mundo hasta el pasado 18 de septiembre, y son muchos los expertos en economía que afirman ya que Volkswagen huele a muerto. Pronto sabremos si aciertan o se equivocan.

Fotos – Bild