Bolsamania

HAMR-E, el robot en miniatura que revisará nuestros motores

Dicen que los robots acabarán quitándonos el trabajo a todos, lo cual será un gran problema en el futuro. Sin embargo, hay que reconocer que algunos de ellos vienen para hacernos la vida más fácil. Por ejemplo, el minúsculo HAMR-E, fabricado por Rolls Royce, un ingenio capaz de revisar nuestros motores hasta los rincones más inaccesibles.

HAMR-E e sun pequeño robot con el tamaño (y la forma) de un insecto metálico creado en los laboratorios de la Universidad Harvard. Su misión: explorar el motor del coche e informar a los mecánicos del estado de las piezas y los componentes, sin necesidad de desmontar ni un solo tornillo. Todo esto se consigue gracias a una tecnología llamada electroadhesion, que permite al mini-robot moverse en cualquier superficie y en cualquier dirección sin caer al suelo.

¿Cómo funciona realmente la electroadhesión? En las “patas” de este insecto robótico hay unos electrodos de cobre capaces de generan una fuerza electrostática a medida que éste se desplaza sobre una superficie conductora. Cuando se enciende el campo eléctrico de una almohadilla ésta se adhiere a la superficie; cuando se apaga, se libera. Pero nada mejor que un vídeo para ver cómo funciona de verdad:

Sorprendente, ¿verdad? Tal vez aún pasen algunos años pero seguramente en un futuro no muy lejano los talleres de las grandes marcas ya dispondrán de este tipos de robots para realizar las más variadas tareas en los motores de nuestros coches. El futuro ya está aquí.

Fotos y vídeo: Futurism