José Luis Martínez Campuzano

Comprar al competidor

En lo que llevamos de año las operaciones corporativas han sumado 3.1 tr.$

Bolsamania | 28 oct, 2015 11:58 - Actualizado: 12:04

Les voy a dar algunos datos…

 

En lo que llevamos de año las operaciones corporativas han sumado 3.1 tr.$ con un aumento del 38% anual. Es el segundo mayor montante anual de la historia, tras 2007 (pero el primero en cifra anualizada.

 

Este volumen de compras representa el 6/7% de la capitalización mundial, pero queda por debajo del 8-10% promedio  en los máximos anteriores

 

Las operaciones por encima de los 10 bn.$ representaron el 40% del total, por encima de los niveles de 2007 y 1999

 

La mayor parte ha sido  en USA y UK, pero menores en Europa y Japón

 

Los sectores más afectados han sido financiero,  real estate, consumo, farmacia y salud y tecnologí

 

Las operaciones corporativas en USA han sumado en el año 1.5 tr. con un aumento del 48 %. En UK se han triplicado hasta un total ahora de 342 bn.

 

Las operaciones en Europa (sin UK) y en Japón son inferiores a las del año pasado  y muy por debajo de los niveles que vimos antes de la Crisis.

 

Interesante que las M&A estén creciendo en los mercados emergentes un 23% en cifra anual (considerando cifras hasta septiembre de 2014). Pero son inferiores a los niveles de 2007.

 

¿Por qué estas cifras? Una respuesta, probablemente la más relevante, pasa por valorar las favorables condiciones financieras en que nos estamos movimientos. Tomar dinero a tipos bajos (en USA una empresa a largo plazo por debajo del 3-4 %) con rentabilidades en bolsa por encima del 5% o niveles de dividendos históricamente altos. Sí, las condiciones financieras son muy importantes para explicar este Proceso.

 

Pero, probablemente no son las únicas. La resistencia de las economías, especialmente las anglosajonas, favorece estas operaciones. Y la incertidumbre a medio y largo plazo puede también supone afianzarlas sobre el crecimiento orgánico.

 

Obviamente, no podemos olvidarnos del entorno de baja inflación: la eficiencia en ajustes de gastos puede ser también una variable fundamental que favorezca a las operaciones corporativas. Pensemos por ejemplo en el sector financiero.

 

¿Y su impacto en bolsa? En el pasado ha sido un factor determinante para discriminar entre compañías cotizadas para buscar rentabilidad. Y debería seguir siéndolo en el futuro. Dicho esto, hay un efecto indirecto que no se puede olvidar: me refiero al proceso de-equitización. Reducir el tamaño de la bolsa, partiendo del elevado número de operaciones corporativas frente a un comportamiento mucho más moderado de las salidas a bolsa.